El padre de Jovic rompe su silencio tras las acusaciones de haberse saltado la cuarentena por el coronavirus

Milan Jovic acusa a la prensa serbia de mentir: "Sofia no salió a celebrar su cumpleaños porque está embarazada. Luka no celebró nada en la calle".

Libertad Digital

Sigue la polémica en Serbia en torno a Luka Jovic, acusado de haber incumplido el aislamiento ordenado por el Gobierno de su país ante la pandemia del coronavirus. El delantero del Real Madrid viajó esta semana a Belgrado, aparentemente con permiso del club tras haber dado negativo en el test del Covid-19, para celebrar el cumpleaños de su novia, Sofia Milosevic.

Sin embargo, el diario local Informer apuntaba que Jovic acudió a varios locales de fiesta de Belgrado y acusándole así de haber violado el confinamiento. "Tenemos ejemplos negativos de nuestras estrellas de fútbol que cobran millones e ignoran el autoaislamiento al regresar a casa", apuntó la primera ministra de Serbia, Ana Brnabic, mientras que el diario Blic también se mostraba muy crítico con el jugador. "En lugar de aislarse a sí mismo, el delantero se divirtió por toda la ciudad", escribió.

El delantero ha pedido perdón por su actitud, especialmente por haber puesto en riesgo su vida y la de otras personas, y este sábado, en una entrevista al portal Objetik, se mostraba dispuesto a "asumir las consecuencias".

Este domingo, ha sido el padre del futbolista, Milan Jovic, quien ha roto su silencio tras las acusaciones contra su hijo de haberse saltado la cuarentena por el coronavirus. En una entrevista al diario Puls, Milan destacaba que "Sofia no salió a celebrar su cumpleaños porque está embarazada" y que "Luka no celebró nada en la calle". "Estaba con su novia en casa. No salen de allí y hablamos entre nosotros de manera regular", dice.

"Luka pasó dos pruebas y dio negativo en ambas, por eso entendió que podía venir a Serbia", destaca Milan Jovic. "Ahora parece que es un gran criminal. Si tiene que ir a la cárcel, que vaya. Estoy totalmente de acuerdo con el presidente y la primera ministra, pero solo si es culpable. Apoyaría esa decisión si hubiera hecho algo malo, pero llegó a Belgrado y se metió en casa. Sofia está embarazada y no puede salir a la calle. Han salido fotos de los dos divirtiéndose, pero son en España", añadía.

Además, se muestra dolido con "todo lo que ha pasado" en torno a su hijo: "Creo que las críticas han sido excesivas. Hay cosas que no se han entendido".

A continuación