Un efectivo Real Madrid remonta en El Sadar ante un bravo Osasuna (1-4)

Victoria trabajada del Madrid que tuvo que remontar tras un floja primera media hora. Goles de Isco, Ramos, Lucas y Jovic.

Sergio Valentín

Tras la mala y puntual imagen del Real Madrid en Copa ante la Real Sociedad, regresó ese Madrid seguro y que sí pelea los partidos independientemente de si le salen o no las cosas. Y es que la quinta victoria seguida en Liga llegó en un mal día de la mayoría de los jugadores que batallaron en la guerra de El Sadar. Casemiro, Valverde, Modric y Benzema no tuvieron su mejor día pese a puntuales acciones, algunas clave en el resultado. Y por supuesto Bale, a quien ni se le espera ni cuando Zidane, de repente, le regala una titularidad muy cotizada.

Las ligas se ganan así: ganando en un mal día. El Real Madrid solo fue claramente mejor que Osasuna en el último cuarto de hora de la primera parte y además fue tan efectivo que lo aprovechó para marcar dos goles, uno de Isco, el mejor del Real Madrid con diferencia, tras un rebote, y otro de Sergio Ramos, en un saque de esquina.

El equipo de Zidane comenzó a menos revoluciones que un siempre impetuoso Osasuna y por eso la primera media hora del Real Madrid fue mediocre. Para que se hagan una idea, el equipo navarro tuvo cuatro disparos en los primeros cuatro minutos. Los blancos no salieron ni con intensidad ni con inspiración para compensar la balanza. Cuando igualaron lo primero, el Madrid empezó a competir. Crecieron en torno a Isco, el mejor del partido. No sólo por el gol del empate, sino por cómo entendió bien lo que demandaba en partido. Llevó el balón rápido a los costados y con pocos toques, algo que se le suele criticar. De hecho, en esa primera mala media hora, tuvo la capacidad de dar dos ocasiones claras de gol, a Bale y a Benzema.

Osasuna también aprovechó su superioridad inicial con un tanto a balón parado con el gol de Unai García, un cabezazo complicado ante la marca de Casemiro. La cuestión es que el Madrid aprovechó más su mejor momento. Dos goles con cinco minutos de diferencia. El empate de Isco en un rechace en el que se duerme un Estupiñan que siempre se mostró inseguro en defensa, y el 1 a 2 de Ramos en un saque de esquina en el que es clave el primer toque de Casemiro para prolongar la jugada. Marcó Ramos y, si no, hubieran sido Varane o Benzena porque estaban los tres solos. Y David García estaba pidiendo fuera de juego debajo del larguero. Absurdo.

Hay que destacar el encuentro de Mendy y Carvajal. Corrieron muchísimo. Para subir y para bajar. Hay una diferencia abismal con Nacho y Marcelo. Mendy borró por completo a Roberto Torres, uno de los jugadores más destacados de Osasuna. Y ya van muchos jugadores de LaLiga que no han podido con el lateral francés.

La segunda mitad se movió en la incertidumbre. Nadie dio muestras suficientes como para pensar en algún gol. Fue creciendo poco a poco Osasuna y Zidane tardó en mover el banquillo para evitar el resurgir de los locales. Lucas Vázquez salió por Bale que se ha ganado no volver a jugar una temporada. No mostró ni actitud de rebeldía después de quedarse fuera de la convocatoria en los últimos tres partidos. Y el segundo cambio llegó a falta de nueve minutos. Vinicius por Isco.

Se veía que tenía que mover el banquillo Zidane. Lucas, tras una asistencia de Benzema, marcó el tercero y Jovic, que salió en el descuento, aprovechó al máximo el tiempo para anotar el cuarto con una volea que entró por la escuadra. Un resultado abultado para lo que se vio.

Hubo polémica en un par de acciones. Gil Manzano no enseñó roja a Ramos por una entrada que parece más fea en la fotografía que en el directo. Era, como mucho, amarilla. Nacho Vidal, con la tijera ante Valverde, sí pudo ver la expulsión.

Partido duro y complicado que sacó adelante el Real Madrid. Uno más y, aunque sea un tópico, en estos estados y ante estos equipos es donde se ganan campeonatos. Que se lo digan al Barcelona que fue incapaz de ganar en Pamplona. El Madrid sí ha dado un golpe sobre la mesa y no como supuestamente hizo el Barcelona al caer eliminado en Copa en San Mamés.

Ficha técnica:

Osasuna, 1: Sergio Herrera; Nacho Vidal, Unai García, David García, Estupiñán; Roberto Torres (Cardona, m.77), Moncayola (Fran Mérida, m.9), Darko, Íñigo Pérez; José Arnaiz (Gallego, m.61) y Rubén García.

Real Madrid, 4: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Mendy; Modric, Casemiro, Valverde; Bale (Lucas Vázquez, m.71), Benzema (Jovic, m.88) e Isco (Vinicius Jr, m.82).

Goles: 1-0, m.14: Unai García. 1-1, m.33: Isco. 1-2, M.38: Ramos. 1-3, M.85: Lucas Vázquez. 1-4, m.92: Jovic.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité extremeño). Fueron amonestados los osasunistas Nacho Vidal y David García, y los madridistas Carvajal y Ramos.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio El Sadar ante unos 17.000 espectadores.

A continuación