Peligra el Levante-Celta por culpa de la borrasca Fabien

El club celeste no pudo viajar ni desde Vigo ni desde Santiago. Si no puede salir este domingo por la mañana, pedirá a LaLiga que suspenda el partido.

Libertad Digital

La borrasca Fabien ha obligado al Celta de Vigo a suspender el vuelo que le tenía que desplazar a Valencia, donde este domingo tiene que disputar el último partido de Liga del 2019 contra el Levante en el Ciudad de Valencia.

El plan inicial del equipo gallego era viajar desde el aeropuerto vigués de Peinador, pero debido al fuerte viento tuvo que desplazarse en autobús hasta Santiago de Compostela para intentar hacerlo, en chárter, desde Lavacolla.

Con vientos por encima de los 100 kilómetros por hora, el Celta tampoco pudo viajar desde la capital gallega, por lo que intentará desplazarse a Valencia el mismo día del encuentro a primera hora de la mañana. En caso de no conseguirlo, solicitará a LaLiga la suspensión del partido, ya que está descartado el viaje en autobús hasta Madrid para allí coger un avión por su peligrosidad.

A continuación