¿Qué le pasa a Zidane con Vinícius?

El brasileño lleva tres semanas totalmente recuperado tras su lesión en el tobillo derecho. Zidane no le da bola y se barajan dos teorías.

Alfredo Somoza

Todo el madridismo coincide en una cosa: la mejor noticia de la temporada han sido los detalles de Vinícius. El brasileño, que sufrió una inoportuna lesión de ligamentos en su tobillo derecho, volvió a entrenarse con el grupo hace casi un mes, el 19 de abril.

Vinicíus, que no tuvo suerte con Lopetegui –el vasco no lo veía "preparado"–, apareció en escena con la llegada al primer equipo de su técnico en el Castilla, Solari. Las oportunidades comenzaron a llegar y el brasileño respondió. Demostró su tremendo potencial en el uno contra uno y una personalidad asombrosa para un pipiolo de 18 años. En muchos partidos del Madrid, el brasileño se echó al equipo a la espalda. A pesar de su falta de puntería, cosa a mejorar para llegar a ser una estrella mundial, su estreno en Europa fue sobresaliente.

Con la salida de Solari y el retorno de Zinedine Zidane, de nuevo, como si de un déjà vu del inicio de temporada se tratara, el brasileño ha desaparecido del mapa. Vinícius, que lleva tres semanas entrenando a pleno rendimiento, no ha jugado un solo partido de titular con el galo. El entorno del brasileño y la dirección deportiva apostó fuerte con su fichaje, andan con la mosca detrás de la oreja. ¿Por qué?, se preguntan.

Dos teorías se manejan. El próximo viernes 17 se hará pública en la sede de la Confederación Brasileña de Fútbol la lista de convocados del seleccionador Tite para la Copa América que arranca el 15 de junio. Vinícius, que tuvo la mala suerte de lesionarse justo antes de debutar con su selección –Tite lo había convocado para dos amistosos–, tenía la esperanza de convencer al seleccionador en la recta final de la temporada para llegar a tiempo a la Copa América. La falta de oportunidades, tan solo ha jugado cuatro ratos contra el Villarreal y la Real Sociedad, lo deja sin opciones –Neres, del Ajax, le ha comido la tostada–.

La primera teoría, por lo tanto, tendría mucho que ver con la posible presencia de Vinícius en la Copa América. ¿No querrá Zidane que Vinícius la juegue? ¿Por qué? Proteger a la perla brasileña para que no se crezca demasiado, es una hipótesis. A sus 18 años, a pesar de que su verano se vería condicionado por la disputa de un torneo de la importancia de la Copa América, sería muy productivo en todos los sentidos. El Madrid, que no quiso cederlo para vigilarlo de cerca, podría preferir que Vinícius trabaje en verano a que se marche un mes con su selección. Una hipótesis algo rocambolesca, sinceramente.

La segunda teoría es que Zidane considera que el brasileño aún debe crecer mucho como para darle galones la próxima temporada. El galo lo ha visto en los entrenos mucho potencial, pero considera que aún le queda pulir demasiadas cosas –decisiones en zonas clave, trabajo defensivo y gol– como para que se vea ya titular indiscutible. Necesita mejorar para ser importante y le manda un aviso. Con los fichajes que tiene en mente, no le garantiza ser importante la próxima temporada. Un aviso a navegantes que el entorno de Vinícius y la dirección deportiva reciben con bastante inquietud.

La próxima temporada se resolverá el misterio.

A continuación