Guerra Barcelona-Mediapro por el nombre del Camp Nou

El País descubre cómo el Barça rechazó la oferta por la denuncia que presentó Roures contra Sandro Rosell. La oferta era de 300 millones de euros.

Libertad Digital

Jaume Roures, presidente del grupo Mediapro, confirmó una información que había destapado El País hace tan solo unos días: dar nombre al Camp Nou para los próximos veinte años a cambio de 300 millones de euros. La información también confirma que ambas partes se reunieron hasta cuatro veces, una de ellas con Josep Maria Bartomeu presente, pero que no se llegó a ningún acuerdo.

¿El principal problema? Jaume Roures interpuso una denuncia contra Sandro Rosell por espionaje industrial en 2006 y la directiva le solicitó que la retirase. Naturalmente, su respuesta fue negativa. De hecho, las negociaciones, según parece, se habían detenido mucho antes por una demanda de Mediapro al Barça por contratos de publicidad estáticos en valor de millón y medio de euros. Por esta misma razón presentó su denuncia Medipro, mismos motivos, y aquí fue cuando se solicitó la retirada de la denuncia contra Rosell.

Roures pasó por los micrófonos de Copey confirmó toda esta información: "Ofrecí retirarla cuando lo encarcelaron [...] si había un reconocimiento de lo que había hecho, yo retiraba la demanda. Pero eso no tenía nada que ver con la posición del club. Era una de las patas de financiación del nuevo estadio. Pero eso se rompió y apareció esa exigencia que estaba fuera de lugar".

A continuación