El sinsentido de Bale: viaja con Gales para no jugar contra España

Giggs confirma que el madridista no estará este jueves en el amistoso contra España, aunque sí podría tener minutos cinco días después ante Irlanda.

J. Rodríguez

Gareth Bale es uno de los futbolistas más señalados en los últimos días dentro de la crisis que atraviesa el Real Madrid. Ahora con su selección también está causando cierto revuelo dentro de la casa blanca. El galés tendía pensado jugar contra España y eso es algo que ha sentado muy mal en el seno de la cúpula madridista. Las pruebas que se le realizaron demostraron que no sufría ningún tipo de lesión, por lo que algunos piensan que incluso se borró en Mendizorroza. Pidió el cambió, tiró una falta y se produjo su salida con el 0-0 aún en el luminoso.

En el pensamiento de Bale sobrevuela el miedo a romperse para un largo período de tiempo, pero no concuerda con su intención de querer jugar los dos encuentros del parón (España e Irlanda). La fatiga muscular es lo que Bale más achaca y los aficionados comienzan a estar cansados de ver a su nueva estrella –ahora que no está Cristiano– como un jugador de cristal. Por ello, el Real Madrid le ha pedido formalmente a Gales que evite forzar más de la cuenta a su futbolista, ya que jugar ante España y ante Irlanda supondría una sobrecarga de minutos que atenta directamente contra los planes que tiene Lopetegui con Bale.

Y desde la Federación galesa, han hecho caso a esa petición. Ryan Giggs, seleccionador, ha confirmado que no disputará minutos: "No es algo serio y quizás tenga una oportunidad para el martes, pero hay que verlo día a día". Además, aseguró que tiene "un 50% de posibilidades de jugar" ante Irlanda. Los equipos médicos de Gales y Real Madrid están en contacto para comunicar las últimas novedades.

Ante el Atlético, fue sustituido al descanso por unas supuestas molestias. Consecuencia de ello fue su estancia en Madrid y el no viajar a Moscú con el resto de la plantilla. Cuando todo apuntaba a que, por fin, se encontraba en plenas facultades, ante el Alavés volvió a recaer y no completó los 90 minutos. Molestias, fatiga, miedo a lesionarse, todo eso está haciendo que la afición pierda la paciencia con él. Ante Irlanda, todo quedará en manos de su seleccionador y del propio futbolista.

A continuación