La mujer del golfista Lucas Glover termina en el calabozo tras agredirle por sus malos resultados deportivos

Krista Glover increpó, pegó y arañó a su esposo por los malos resultados obtenidos en un torneo de golf. 

A. Somoza

Krista Glover, esposa del golfista Lucas Glover, que estaba participando en el The Players, fue detenida después de agredirle por los malos resultados que estaba obteniendo en el torneo y que no le permitieron pasar el corte, por lo que perdió unos cuantos miles de dólares.

Todo sucedió el viernes pasado. Tras terminar su participación en el torneo tras registrar una tarjeta de 78 golpes, Lucas vivió un infierno en la casa que había alquilado. Su mujer, fuera de sí, comenzó a agredirle. "Eres escoria, patán". Fueron algunas de las lindezas que le espetó su esposa Krista mientras le agredía físicamente. La bronca fue de tal envergadura que tuvo que personarse la Policía. Las primeras palabras de Lucas a la patrulla que llegó en su ayuda, ponen los pelos de punta:

Krista siempre me regaña cuando no juego bien y me llama perdedor, cobarde y me amenaza con marcharse y dejarme sólo y sin mis hijos. Es habitual en ella, pero por favor no la detengan

A pesar de la petición de Lucas Glover, golfista que ganó en 2009 el US Open, la Policía detuvo a Krista tras percatarse de que Lucas y su madre estaban llenos de arañazos. Ahí no terminó el bochornoso espectáculo. Krista, de armas tomar, se resistió de tal manera que a los policías les costó meterla en el coche. Una vez dentro, y según el atestado, pateó sin parar las puertas y las ventanillas. Ante la evidencia, Glover intentó sacar unas de la manga para defender a su esposa: "Ha bebido demasiado", espetó.

El incendio en Estados Unidos ha sido de tal calibre que Lucas ha intentado echar algo de agua con un mensaje en las redes sociales:

El pasado 12 de mayo mi esposa y mi madre tuvieron una discusión por la que avisaron a la policía. Todos estamos bien. Aunque Krista haya sido acusada confiamos en que el sistema judicial determine lo sucedido y Krista salga limpia de este asunto privado. Agradecemos que nos respeten la privacidad mientras trabajamos en esta desafortunada situación

Krysta Glover parece que no lleva muy bien el bajón de juego y resultados de su marido, que actualmente es el número 104 del mundo. Cuando ganó el US Open en 2009, todo eran sonrisas y buenas palabras. Eran otros tiempos. Y es que, ya saben, en ocasiones, hay amores que matan.

A continuación