El Atlético piensa en Londres y el Betis saca un empate del Metropolitano (0-0)

Partido muy disputado entre dos equipos con dos estilos totalmente opuestos. El Betis jugó mejor, pero los rojiblancos tuvieron opciones de ganar.

David Vinuesa

A estas alturas de la temporada, y tras una planificación autodestructiva, el Atlético de Madrid de Simeone tiene que mantener la batería de la plantilla por lo menos al 60% de su rendimiento. El cansancio acumulado, las bajas en invierno y las ausencias por lesión provocan que competir en Liga y Europa League se haga muy cuesta arriba al ritmo siempre intenso que Simeone les impone a sus equipos. Por esa razón, ante el Betis, el Cholo dejó fuera a Griezmann y a Koke y sin jugones atléticos en el campo, los homónimos del cuadro andaluz se pusieron las botas.

El Betis mereció el punto que se llevó del Metropolitano, y posiblemente dos más, ya que puso gran parte de su repertorio de posesión sobre el césped del coliseo rojiblanco. El Atlético, sin sus armas más precisas, tuvo también opciones de llevarse la victoria, pero siempre dio la impresión de merecer un poco menos que su rival. Con Londres en el horizonte, Europa obsesionaba a todos los presentes. Al Atlético por llegar a la final y al Betis por estar ahí el año que viene. El resultado sólo le vale al cuadro verdiblanco mientras que a los colchoneros sólo les importa recuperar la sonrisa en su visita a la siempre imponente Londres.

Sólo hubo jugones verdiblancos

Koke y Griezmann en el banquillo de cara a Londres, Diego Costa aún en la enfermería, un equipo como el Betis acostumbrado, y además en el buen sentido, a tener la pelota y llevar la iniciativa del encuentro, Saúl incrustado en el lateral izquierdo en tareas defensivas… Los dos cocineros en jefe del partido, Setién y Simeone, habían puesto los ingredientes para un partido muy abierto o muy cerrado dependiendo del equipo que impusiese su estilo.

El Betis fue superior al Atlético de Madrid en la primera parte porque tuvo más y mejor el balón con la cada vez más incontrolable calidad de hombres como Fabián y Boudebouz. Por su parte, el cuadro de Simeone quiso apelar a la capacidad de verticalidad y movimientos de la pareja Vitolo-Correa, ambos por detrás de un solitario Fernando Torres. Sin Koke ni Griezmann y con Saúl tan retrasado parecía difícil apelar a otras armas en el caso de los rojiblancos.

Pese a la superioridad bética en esos 45 minutos iniciales, las mejores ocasiones hasta la recta final del primer tiempo fueron del Atlético. Mejor dicho, la única ocasión. La tuvo Torres con un gran movimiento que finalizó con su vaselina made in Fernando por encima del portero. Sin embargo, Mandi se anticipó a la ya conocida jugada del Niño y sacó el balón bajo palos. También hubo amago de penalti en un derribo sobre Correa y en otro parecido a Loren. Nada de nada, según el colegiado.

Según fueron sucediéndose los acontecimientos, incluyendo la lesión del portero Dani Giménez y el debut de Pedro en la portería andaluza, los hombres de Setién siguieron creciendo en confianza y la recta final del primer acto fue suya. Sólo les faltó contundencia arriba. Juegan de maravilla, mueven el balón a su antojo, pero arriba les falta pegada, y eso les costó irse al descanso con 0-0 en el luminoso del Wanda Metropolitano. Javi García y Boudebouz tuvieron el gol en sus botas, pero…

Ocasiones sin goles

En la segunda parte sí hubo más ocasiones por parte de los dos equipos y lo más justo es que al menos hubiesen visto portería en ambos bandos. En el Atlético empezó avisando Vitolo. El Betis respondió con dos ocasiones de Tello y una clarísima de Javi García que perdonó el 0-1 en la primera parte y volvió a hacerlo en la segunda. Los dos fallos son de los que te hacen tener pesadillas por la noche y a buen seguro que las tendrá porque un punto era bueno, pero tres eran oro puro.

Simeone vio que seguir reservando a Koke y Griezmann era dispararse en el pie y puso a los dos sobre el terreno de juego buscando asociación y gol. Incluso quitó a Vrsaljko para adelantar a Saúl. Mejoró el Atlético en juego, pero no en mordiente arriba. Le falta gasolina al equipo de Simeone y eso se nota mucho cuando tiene que remar con el marcador en contra o igualado. Un larguero de Saúl pudo cambiarlo todo, pero su disparo sólo sirvió para hacer resonar la cruceta de la portería de Pedro.

El Betis lo intentó con Joaquín como revulsivo y tampoco vio resultados a sus intentos, sobre todo porque Oblak volvió a ser el héroe con una parada a Barragán que vista diez veces parece imposible de salvar. Bueno, lo que pasa casi siempre con el esloveno.

Empate a cero y Europa como común denominador. Unos por ver tan cerca la final y otros por acercarse un poco más al objetivo de pisarla la temporada que viene.

Ficha técnica:

Atlético de Madrid, 0:Oblak; Juanfran (Vrsaljko, m. 65), Savic, Giménez, Lucas, Saúl; Correa (Griezmann, m. 63), Gabi, Thomas, Vitolo (Koke, m. 63); y Torres.

Real Betis, 0:Dani Giménez (Pedro López, m. 38); Barragán, Mandi, Bartra, Amat, Junior; Javi García; Boudebouz (Joaquín, m. 64), Fabián, Tello (Campbell, m. 82); y Loren.

Árbitro: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a los locales Lucas (m. 91) y Giménez (m. 91) y al visitante Fabián (m. 27).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante unos 54.594 espectadores.

A continuación