Gerard Moreno lesionó a Piqué

El central podría estar hasta dos semanas de baja y perderse el partido de ida contra el Chelsea. Sufre un estiramiento del ligamento de la rodilla

A. Somoza

El karma es ese extraño elemento del destino en la religión budista y en el hinduismo, por el que toda acción tiene una fuerza dinámica que se expresa e influye en las sucesivas existencias del individuo.

Gerard Piqué probablemente no crea en ello. Pero lo que pasó este domingo en Cornellá es karma puro. El central azulgrana fue el gran protagonista del derbi catalán más caliente de los últimos años.

Piqué caldeó el ambiente en la previa del partido afirmando que a su máximo rival habría que llamarle Espanyol de Cornellá, en vez de Espanyol de Barcelona, al jugar sus partidos como local en esa localidad.

Con 1-0 en el marcador, Piqué aprovechó un centro de Messi para, de cabeza, poner el empate. La celebración del central español no dejó indiferente a nadie. Piqué mandó callar, con cornamenta incluida, a la grada llevándose el dedo a la boca después de recibir una fortísima pitada por parte de la hinchada del Espanyol.

PIQUEmandacallar.jpg
Piqué manda callar a Cornellá con cornamenta incluida

Ese feo gesto encendió los ánimos de afición y jugadores pericos. A Gerard Moreno le hervía la sangre y en cuanto pudo, se tomó la justicia por su mano. En la acción siguiente al gol, en un balón dividido, fue a cazar a Piqué. Gerard terminó el partido con molestias en una de sus rodillas.

Tras el derbi, Piqué justificó su acción diciendo que fue como respuesta a los insultos que recibió su familia y que era lo "mínimo que podía hacer" y volvió a tentar al karma dejando un recado envenenado a la afición del conjunto perico: "Decir que es de Cornellà no es una falta de respeto, es una obviedad. El Espanyol está cada vez más desarraigado de Barcelona y tiene un presidente chino".

En la mañana de este lunes, Piqué se levantó con la rodilla hinchada. Las molestias no remitían. El central está siendo sometido a varias pruebas y, según la primera exploración, sufre un estiramiento en el ligamento externo de su rodilla derecha. Si las pruebas confirman este diagnostico, el internacional español estará dos semanas, llegaría muy justo a la ida de la eliminatoria contra el Chelsea.

La baja de Piqué llegaría en el peor momento para el Barça, con Vermaelen lesionado y Jerry Mina recién aterrizado. Para el partido de liga de la próxima jornada, contra el Getafe en el Camp Nou, tampoco estará el sancionado Umtiti. Valverde deberá hacer malabarismos para componer su centro de la zaga ante el conjunto azulón. Y ojo que solo quedan dos semanas para el partido de ida de cuartos de final de la Champions ante el Chelsea...

El karma, o como quieras llamarlo pudo jugarte una mala pasada, Gerard.

A continuación