El Real Madrid salva el chaparrón (2-1)

Partido para olvidar del Madrid donde solo destacan Ronaldo, autor de los goles, Kovacic y Nacho. Cop falló un penalti en el tramo final.

Sergio Valentín

Con la victoria ante el Sporting de Gijón, Zidane iguala la marca de 31 partidos consecutivos sin perder que estableció Carlo Ancelotti en 2014. Sin embargo, son dos rachas con ingredientes diferentes. El técnico italiano construyó un equipo que de octubre a marzo, por momentos, ilusionaba con su gran fútbol. Su segundo, Zidane, intercambia grandes actuaciones, casi siempre en los Días D, con ruletas rusas, generalmente en partidos donde se ven superiores por la entidad del rival. Por eso, muchos intuían que ante el Sporting no se vería un buen partido y que la próxima semana, ante el Barcelona, ganen o pierdan, verán una versión más apetecible.

Los jugadores del Real Madrid decidieron que hoy tocaba sesión de relax bajo la lluvia y por eso tuvieron que sufrir hasta el último minuto para conservar el liderato dos jornadas más porque pase lo que pase en el Camp Nou, el Madrid se irá al frente de la clasificación. El mal y, por momentos, intolerable encuentro de los blancos tuvo como base la indolencia de algunos jugadores, James y Benzema, y el poco nivel de otros como es el caso flagrante de Danilo. Cristiano Ronaldo fue el mejor con diferencia. Hizo su trabajo y el de Benzema. Bajó a recibir, tiró desmarques, ocupó todo el frente de ataque, la mediapunta, mostró el carácter que otros se guardaron en el vestuario y encima anotó otros dos goles más. Sin estar a su mejor nivel es pichichi de primera división con 10 goles, cinco en los dos últimos partidos de Liga.

Mismo sistema que en el derbi

Zidane apostó por dar continuidad al 4-4-2. Sistema que cambiaría en la segunda parte tras media hora donde el Sporting creó más peligro del esperado. Pepe y Ramos, centrales. Nacho, lateral izquierdo. James en la izquierda, Lucas en la derecha y arriba Benzema y Ronaldo que marcaría, de penalti, el primer gol a los cuatro minutos. El colegiado señaló un penalti, muy claro en directo, dudoso con la repetición porque parece que Lucas se deja caer antes del contacto. El Madrid se adelantaba tras el susto inicial y es que a los dos minutos de partido Carmona falló una ocasión muy clara ante Keylor Navas. Era el primero de los cuatro avisos del Sporting al Madrid en la primera parte.

La zona que cubrían Danilo y Pepe, fue un filón para el Sporting. El central tiene la excusa de venir de una larga lesión. Al brasileño sólo le queda tomar ejemplo de Coentrao. Salir a zona mixta, hacer autocrítica y espabilar porque desde su llegada al Madrid, su banda es un despropósito. Tiene condiciones de sobra. Ya lo demostró en el Oporto pero defensivamente no tiene nivel, ahora, para ser jugador del Real Madrid. Todo lo contrario que Nacho Fernández. Es central diestro pero fue determinante en la victoria jugando de lateral izquierdo. Suyo fue el centro que terminó en el segundo gol de Ronaldo en el minuto 17. Por la potencia, precisión y caída del balón, parecía una asistencia de James Rodríguez pero era Nacho con la zurda. Impresionante.

Tras el 2 a 0, se vio una versión poco consistente en el Real Madrid. El marcador y el rival, invitaban a una goleada y a un partido placido. Pues fue todo lo contrario. En el 35 de la primera parte, un fallo impropio de Modric en la salida, terminó en el tanto de Isma López. Y así, y tras dos disparos peligrosos de Ronaldo, el partido se iba al descanso. Con una desidea preocupante en los blancos, sin que James aprovechara sus minutos, con Benzema tocando un solo balón en 45 minutos y con los ya sabidos problemas en la transición defensiva.

Zidane cambió el sistema tras el paso por vestuarios. Movió a James a la mediapunta y a Ronaldo a la izquierda para formar un 4-2-3-1. Un esquema que benefició a Kovacic. Estuvo mejor que Modric y eso ya es decir. Su velocidad para romper líneas fue de los poco destacado del Madrid en la segunda parte.

El Sporting se quedó a medias

En el minuto 57, Mariño detuvo la acción más peligrosa de los blancos. Jugada de James, centro de Lucas y remate picado de Benzema que detuvo bien el portero. Fue lo único salvable del delantero francés que ni corrió, pasó o presionó. ¿Qué le ocurre? Porque algo le pasa, eso está claro. Y aun así, Zidane decidió no quitarle en todo el partido. Sacó del campo a James, Sergio Ramos, tenía cuatro tarjetas amarillas y a Kovacic para formar un temerario centro del campo con Isco, Modric y Asensio. Y en esas, el Sporting tuvo la oportunidad de empatar de penalti.

Nacho cometió un dudoso penalti sobre Victor Rodríguez. Pone la mano sobre el hombro del jugador del Sporting pero sin ejercer la suficiente fuerza como para tirarle. Cop se midió el pulso antes de tirar y la mando fuera. El Madrid se salvaba del empate. En los minutos finales, Isco tuvo un par de acciones para lucirse y poco más. Ahora toca la Cultural Leonesa y luego el Barcelona. Hay bastantes cosas claras para ese partido. Benzema no está para ser titular, Isco está por delante de James y Kovacic y Carvajal son indispensables.

Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Pepe, Sergio Ramos (Marcelo, m.72), Nacho; Modric, Kovacic (Isco, m.80), Lucas Vázquez, James (Marco Asensio, m.72); Cristiano Ronaldo y Benzema.

1 - Sporting de Gijón: Mariño; Douglas, Amorebieta, Meré, Lillo, Isma López; Carmona (Borja Viguera, m.76), Sergio Álvarez, Rachid, Moi Gómez (Víctor Rodríguez, m.76); y Cop.

Goles: 1-0, m.5: Cristiano. 2-0, m.18: Cristiano. 2-1, m.35: Carmona.

Árbitro: Hernández Hernández (colegio canario). Amonestó a Nacho (77) por el Real Madrid; y a Amorebieta (40), Rachid (61) y Carmona (65) por el Sporting.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 13a jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 67.118 espectadores.

A continuación