Casemiro vuelve a tocar balón dos meses después: ¿llegará al derbi?

La ausencia de un mediocentro defensivo en la plantilla blanca convierte la vuelta del brasileño en una prioridad para Zidane.

Libertad Digital

El centrocampista brasileño Casemiro ha vuelto a calzarse unas botas y a tocar balón este miércoles, a diez días del derbi que el Real Madrid jugará contra el Atlético de Madrid el sábado 19 de noviembre en el Vicente Calderón, dando un paso al frente en la recuperación de la lesión que sufrió en el peroné el pasado 18 de septiembre.

Zinedine Zidane necesita a Casemiro y el mediocentro brasileño comienza a dar pasos firmes para su regreso tras la lesión del alemán Toni Kroos, con fractura de un dedo del pie.

La ausencia de un mediocentro defensivo en la plantilla para el derbi del Calderón convierte en máxima prioridad la vuelta de Casemiro, que este miércoles, por primera vez en casi dos meses, ha realizado trabajo de campo y ha tocado balón para ver sensaciones.

"Se han hecho nuevas pruebas a Casemiro y todavía no está consolidada la fisura, todavía está en ese proceso", fue el pesimista anuncio que Zizou realizó el pasado 25 de octubre en rueda de prensa en Valdebebas, en la víspera del debut en la Copa del Rey contra la Cultural Leonesa.

Pero lo cierto es que el jugador va dejando atrás la lesión y cuenta los días para su regreso a los terrenos de juego. El brasileño ha colgado este miércoles una foto de sus botas en sus redes sociales, que acompaña de emoticonos de manos rezando junto a un balón, como pidiendo volver pronto a jugar.

De esta manera, comenzó en la ciudad deportiva de Valdebebas una carrera contrarreloj de diez días para volver a los terrenos de juego, recuperar un buen tono físico y poder ser titular ante el Atlético, en el primero de los tres difíciles compromisos que el Real Madrid tendrá que afrontar en apenas dos semanas y media (además del Atlético, los blancos se medirá el 3 de diciembre al Barcelona en el Clásico del Camp Nou y cuatro días después recibirán al Borussia Dortmund en el cierre de la fase de grupos de la Champions), en el llamado 'Tourmalet'.

Zidane sabe que será difícil y en su planificación está la incorporación progresiva de Casemiro al trabajo de grupo, además de probar variantes por si no llega a tiempo.

La que más opciones tiene es la del centrocampista croata Mateo Kovacic, retrasando unos metros su posición si el técnico galo mantiene en el derbi su sistema 4-3-3, o formando incluso un doble pivote con su compatriota Luka Modric, si es que apuesta por arropar más la posición con un 4-4-2.

A continuación