El exárbitro Daudén Ibáñez pierde los nervios en Twitter con Juanma Rodríguez

Al extrencilla no le gustó la opinión de Juanma sobre el polémico arbitraje de Undiano Mallenco en Mestalla.

Libertad Digital

Valencia y Barcelona disputaron un partidazo en Mestalla. Itensidad, talento a raudales, emoción, tensión, goles y polémica, mucha polémica. El colegiado, Undiano Mallenco, desquició a la afición ché con sus discutidas decisiones.

En el primer tiempo, el árbitro del colegio navarro se cebó con el Valencia. Recapitulemos. El primer gol del Barça es fuera de juego posicional de Luis Suárez que interviene en la jugada a pesar de no entrar en contacto con el balón -tapa la visión a Diego Alves y su salto es clave para que el remate de Leo termine en gol-.

Además, Undiano perdonó la segunda tarjeta amarilla a Busquets tras un flagrante agarrón sobre Enzo Pérez y no pitó un posible penalti de Umtiti sobre Rodrigo.

Por último, en la segunda mitad, Mallenco no vio este abrazo de oso de Mascherano sobre Mangala en área azulgrana.

mangala.jpg
Mascherano abraza a Mangala

Tras el tremendo esfuerzo de los suyos, la afición ché se siente estafada con el trato de Undiano. El criterio, independientemente de los fallos, no fue el mismo para ambos equipos. Mallenco la volvió a liar en Mestalla.

El colectivo arbitral, si por algo destaca, es por ser una piña. Pase lo que pase, jamás se criticará a un compañero. Algo loable, pero poco objetivo. Arturo Daudén Ibáñez, el séptimo colegiado que más partidos ha pitado en Primera División, saltó como un resorte en Twitter para poner en duda la profesionalidad como periodista deportivo de Juanma Rodríguez.

El director de El Primer Palo, programa nocturno de deportes de esRadio, escribió un artículo en el diario Marca en el que daba su opinión sobre el arbitraje de Mestalla y pedía una sanción para Undiano Mallenco por sus reiterados errores.

Daudén no solo no respeta una opinión, tampoco parece distinguir los términos información y opinión. El aragonés encendió la mecha con un tuit cargado de veneno en el que intenta dar lecciones de periodismo, a pesar de estar licenciado en biología.

A partir de ahí, se inicia una conversación entre ambos en Twitter.

Sin más argumentos, Daudén parece que se fue a comer.

A continuación