Undiano la lía en Mestalla e incendia a una afición ché que se siente estafada

El árbitro del Valencia - Barcelona masacró al conjunto ché con tres acciones que perjudicaron seriamente a los de Prandelli.

Libertad Digital

Valencia y Barcelona disputaron un partidazo en Mestalla. Itensidad, talento a raudales, emoción, tensión, goles y polémica, mucha polémica. Undiano Mallenco desquició a la afición ché con sus polémicas decisiones.

En el primer tiempo, el trencilla del colegio navarro se cebó con el Valencia. Recapitulemos. El primer gol del Barça es fuera de juego posicional de Luis Suárez que interviene en la jugada a pesar de no entrar en contacto con el balón -tapa la visión a Diego Alves y su salto es clave para que el remate de Leo termine en gol-.

Además, Undiano perdonó la segunda tarjeta amarilla a Busquets tras un flagrante agarrón sobre Enzo Pérez y no pitó un posible penalti de Umtiti sobre Rodrigo.

Tras el tremendo esfuerzo de los suyos, se siente estafada, y con razón, la afición ché con el trato de Undiano. El criterio, independientemente de los fallos, no fue el mismo para ambos equipos. Mallenco la volvió a liar en Mestalla.

A continuación