El Sevilla Atlético vuelve a Segunda tras superar en penaltis al Lleida

El filial sevillista vuelve a la categoría de plata del fútbol español tras ganar al conjunto catalán en una emocionante tanda de penaltis.

LD/ Efe

El Sevilla Atlético logró este domingo el ascenso a Segunda División, el tercero que consigue en su historia, y regresa a la categoría de plata siete años después tras ganar 5-4 en la tanda de penaltis al Lleida Esportiu.

El filial del Sevilla, que venció el pasado domingo por 0-1 en Lleida en la ida de la eliminatoria final de la fase de ascenso, perdió 0-1 en la vuelta tras los noventa minutos de juego reglamentarios, al marcar en el primer minuto del segundo tiempo el extremo del conjunto ilerdense Carlos Rodríguez.

Esto dio paso a una prórroga en la que no se movió el marcador y posteriormente a la tanda de penaltis, en la que se erigió como figura clave el portero del equipo franjirrojo José Antonio Caro, ya que paró un lanzamiento al capitán del Lleida, Pau Bosch, y transformó el penalti decisivo después de doce lanzamientos.

Por parte del Lleida marcaron Marc Martínez, Diego Suárez, Albístegui y Manu Onwu, mientras que falló Pau Bosch y Óscar Rubio en el sexto lanzamiento, y en el Sevilla Atlético convirtió su penalti Cotán, luego erró Carlos Fernández y en los cuatro siguientes marcaron Bernardo, Ivi, Carrillo y el guardameta Caro.

El filial sevillista, entrenado por el gallego Diego Martínez y con una plantilla muy joven al tener sus integrantes entre 18 y 23 años, vuelve a Segunda División después de que en la campaña 2008-09 descendiera a Segunda B, categoría en la que este año acabó tercero de su grupo sólo con cuatro derrotas.

Este último choque de la temporada, en la que los pupilos de Diego Martínez sólo han perdido cinco encuentros, fue muy igualado y competido, con alternancia en el control del juego y en las ocasiones entre el Sevilla y el Lleida.

Ambos equipos pudieron marcar el gol que hubiera supuesto el ascenso a Segunda en la prórroga, como en un remate del delantero Carrillo y en un cabezazo del central Martínez por parte local en los minutos 99 y 117, y también en una clarísima acción del atacante visitante Colinas en el minuto 111.

Al final de la tanda de penaltis, en el campo Viejo Nervión de la Ciudad Deportiva del Sevilla, que registró un lleno absoluto con 5.400 sevillistas y unos 400 seguidores ilerdenses, se vivieron escenas contrapuestas al desatarse la alegría y la fiesta entre los jugadores y la afición del club de Nervión, y la tristeza y el llanto de los futbolistas del Lleida.

Formaron el once del filial sevillista José Antonio Caro; David Carmona, Bernardo, Martínez, Matos; Diego González, Tena; Curro, Borja Lasso, Ivi; y Carlos Fernández, y luego salieron Carrillo y Cotán.

Por el Lleida, su técnico, el exjugador vasco Imanol Idiákez, jugaron Crespo; Óscar Rubio, Molo, Pau Bosch, Arnau; Albístegui, Marc Martínez; Carlos Rodríguez, Vega, Urko Arroyo; y Colinas, y también participaron Manu Onwu, Toño Vázquez y Diego Suárez.

En las fases previas, el Sevilla Atlético, que antes ha estado tres temporadas en Segunda (1962-63 y entre 2007 y 2009), eliminó al Socuéllamos y al Logroñés, mientras que el LLeida Esportiu, fundado en 2011 y heredero de la extinta UE Lleida, había superado al Barakaldo y al Real Madrid Castilla.

A continuación