El Betis hunde al Getafe, todo Gijón abraza la salvación

La victoria del Betis (2-1) hizo bueno el triunfo del conjunto gijonés ante el Villarreal (2-0). El Rayo desciende a pesar de ganar al Levante (3-1).

A.S.E

Jornada de infarto la vivida en la tarde de este domingo. Con el descenso en juego, tres equipos se jugaban la vida. Getafe, Sporting y Rayo. Había dos plazas de descenso y solo un equipo se salvaría de bajar al infierno. El Sporting aprovechó el patinazo del conjunto azulón y consiguió el milagro de la salvación. Descienden Getafe -tras doce temporadas consecutivas en primera- y Rayo.

Betis 2-Getafe 1

Dependía de sí mismo el Geta, que si ganaba en el Villamarín al Betis estaba salvado. Los de Esnaider se toparon con un conjunto verdiblanco que jugó un partido muy serio. Los azulones no se sintieron cómodos en ningún momento del partido.

En la primera parte, la única ocasión clara que tuvo el equipo del sur de Madrid, fue un remate de Scepovic que sacó Dani Giménez -el vigués estuvo muy motivado todo el partido por su pasado rayista-. Gil Manzano, infame arbitraje de un trencilla esperpéntico, se comió un claro penalti a favor del Betis por una flagrante mano del Palito Pereira. Los verdiblancos rozaron el gol en un mano a mano de Jorge Molina que sacó Guaita.

En la segunda parte el guión no cambió. El Getafe tenía la posesión, pero las contras verdiblancas y el balón parado asustaban a los azulones. Tras avisar con un primer remate de cabeza Pezzella, un tremendo testarazo del argentino reventó el partido. El gol del Betis dejó muy tocado a un Getafe al que Gil Manzano terminó de hundir con un penalti de risa de Damián sobre Musonda que Rubén Castro enchufó.

Con el dos cero y un jugador menos -Emi vio la roja directa por una patada por detrás sobre Ceballos- el Getafe lo intentó a la desesperada. El golazo de Medrán en la recta final no sirvió para nada.

Sporting 2-Villarreal 0

El conjunto gijonés arrolló a un Villarreal que jugó sin intensidad. Jony abrió la lata muy pronto, y los asturianos gozaron de numerosas ocasiones para sentenciar el partido, pero como siempre, la falta de instinto asesino condenó al sufrimiento a toda una ciudad que saltó de alegría con el segundo gol obra de Sergio Corazón de Guaje Álvarez. Un jugador que no le valía a Sandoval y que fue recuperado para la causa por el Pitu. Justicia poética.

El Sporting, que corría el riesgo de desaparecer si bajaba a segunda, se abraza a la salvación a última hora. Le tiraba de una pierna el infierno, se lo quería llevar con él a la travesía del desierto, pero los rojiblancos dijeron ¡NO, NO , NO, no lo merecemos! Los de Abelardo le han echado mucha testiculina al asunto. Una temporada con pocos recursos, sin que el señor Tebas les dejara fichar, con un equipo repleto de chavales de Mareo, y han conseguido el milagro de la salvación. Toda una ciudad está con ellos. Gijón es hoy una fiesta y la Mareona una piña.

Rayo 3-Levante 1

Los de Jémez necesitaban un milagro para salvarse. Ganar y esperar los resbalones de Getafe y Sporting. Vallecas fue una caldera y llevó en volandas a un conjunto que cayó de pié. Pablo Hernández y el trasero de Jozabed pusieron tierra de por medio antes del descanso. En un partido controlado de principio a fin por los de la franja, el Levante aprovechó un penalti de Amaya para ponerle picante al partido. Un tanto de Miku certificó la inútil victoria de un Rayo que desciende a segunda tras cinco temporadas en la élite. Día triste para todo Vallecas que, una vez más, dio una lección como afición despidiendo en pie a su equipo con una tremenda ovación.

A continuación