El presidente del Celta retrata a la prensa catalana: "Nunca hubo negociación por Nolito"

Carlos Mouriño deja claro que no hubo negociación por Nolito con un Barça ahogado por el límite salarial. En Cataluña se daba al jugador por fichado.

Alfredo Somoza

Carlos Mouriño, presidente del Celta, concedía este martes una rueda de prensa en la que repasaba los temas de actualidad del equipo olívico.

Uno de los asuntos principales que trató el empresario vigués fue el caso Nolito. Durante meses, desde el entorno del FC Barcelona se jadeó el fichaje del jugador andaluz por el conjunto catalán. Portada tras portada, los periódicos afines al conjunto azulgrana bombardeaban a un Nolito que decía no saber nada.

En su intento por presionar al conjunto olívico y al propio jugador para forzar su salida, la prensa catalana no tenía reparo en dar a Nolito como atado. El acuerdo entre Barça y Celta llegó a darse por hecho el día 13 de enero desde el diario Sport. La información corrió como la pólvora por las redes sociales, convirtiendo al jugador andaluz en trending topic mundial.

Para el Sport, Nolito ya era del Barça

El Sport, incluso, daba cifras de esta supuesta operación. Según el diario catalán, el acuerdo incluía una cesión con opción de compra obligatoria de 20 millones en junio -la cláusula de Nolito es de 18 millones de euros- más la cesión de Munir o Sandro para compensar el aplazamiento del pago hasta junio. Una fórmula muy utilizada en los últimos años para eludir los problemas con el límite salarial.

Este martes, Carlos Mouriño dejaba retratados a los medios catalanes. El presidente del Celta era tajante y contundente:

"Nunca hubo negociación por Nolito". Sí reconoce una conversación en la que el Barcelona ofrece la cesión porque no tiene otra solución que llevárselo. El Celta le dijo entonces que no y el asunto "se acabó", porque el Barcelona no encontró fórmula para garantizar el pago.

Hay que recordar, como adelantó en su día Libertad Digital, que los culés carecían de límite salarial para acometer un desembolso de este calibre en este momento de la temporada. El mercado se cerró el día 1 de febrero y Nolito sigue en Vigo.

¿Por qué tanta insistencia?

El Barcelona, ahogado por el límite salarial, no puede en estos momentos acometer una inversión de tal magnitud. Sin embargo, la obstinación de Luis Enrique, padre deportivo de Nolito, hacía que el conjunto catalán buscara fórmulas alternativas para conseguir dar al técnico asturiano su particular capricho.

La prensa deportiva catalana cumplía su papel. Forzar al Celta y calentar la cabeza a Nolito. "Somos el Barça, cómo no vamos a poder llevarnos a un jugador del Celta..."

El Celta no tragaba y aguantaba de pie las argucias del conjunto culé, que infravaloró a un equipo que no estaba dispuesto a regalar a su estrella. La afición celeste sentía una gran impotencia ante una manifestación llena de ego y prepotencia teñidas de azulgrana.

Es curioso, pero quien se acercó más a la realidad de lo que pasó con Manuel Agudo Durán fue el programa Crackòvia de TV3, que hace una parodia sobre el culebrón Nolito, que, curiosamente, se ajustaba bastante más a la realidad que la información dada durante meses por la prensa del entorno culé.

Ahora, 23 días después del cierre de mercado, Mouriño ha mostrado su indignación con el FC Barcelona por un comportamiento impropio de un club que va predicando en su propia web unos valores, entre otros, de respeto y humildad, pero que en ningún caso demostraron con el Celta ni su afición.

A continuación