El límite salarial: un quebradero de cabeza para el Barcelona de cara al mercado invernal

Las posibles incorporaciones de cara al mercado de invierno están muy condicionadas a las reglas de la UEFA respecto al 'fair play' financiero.

Alfredo Somoza

El Barcelona se está encontrando numerosos obstáculos está temporada a la hora de configurar su plantilla. Con la sanción de la FiFA aún latente, los azulgranas tienen otra importante piedra en su camino para incorporar jugadores de cara al mercado invernal. El límite salarial.

La UEFA y el 'Fair Play' financiero pueden traer de cabeza al conjunto que preside Josep Maria Bartomeu. Se trata del límite en cuanto a salario de jugadores se refiere que impone el organismo europeo a cada equipo. El límite actual de masa salarial permitida en sueldos de jugadores en referencia a los ingresos de los clubs es de un 70 por ciento. El Barça actualmente dedica a fichas de futbolistas un 66,8 por ciento, por lo que se encuentra muy cerca de la barrera marcada por el máximo organismo del fútbol continental.

Un nuevo fichaje supondría superar este límite. Bartomeu, sensible por el tema de la sanción de la FIFA, se muestra muy cauteloso y por ello se negó rotundamente a invertir dinero en un jugador de nivel. De ahí viene el enfrentamiento con un Luis Enrique, que solicitó cerrar el fichaje de Nolito antes de que se cerrara el mercado de fichajes el pasado 1 de septiembre.

De cara al mercado invernal, la cúpula directiva culé se ha convencido que el equipo necesita refuerzos si se quiere optar a luchar por defender el triplete de la temporada pasada. Los principales espadas están acumulando demasiados minutos de juego, la plaga de lesiones reduce aún más el escaso fondo de armario del que dispone Luis Enrique y el físico es una cuestión que preocupa y mucho de cara a la recta final de temporada.

En Can Barça ven paralelismos con el Madrid de Ancelotti del año pasado -el técnico italiano reventó a su plantel y llegó muerto al último tercio de temporada-. Una vez que se han decidido a reforzar al equipo, ahora deben lidiar con el obstáculo financiero. Por ello, trabajan a marchas forzadas para encontrar una solución, aumentando los ingresos a corto plazo. Necesitan equilibrar el nuevo gasto y para ello deben encontrar una fuente económica. Una de las opciones que manejan los altos cargos es presentar los nuevos contratos publicitarios. El club está negociando tanto la publicidad de la indumentaria de juego, como la de los entrenamientos.

¿Conseguirá el Barcelona equilibrar las cuentas para realizar el ansiado fichaje?.

A continuación