El contrato secreto de Neymar con el Barcelona

Sandro Rosell no presentó a la junta directiva del Barça el documento que estipula el sueldo del jugador y los bonus que recibirá.

Libertad Digital

El caso del fichaje de Neymar por el FC Barcelona continúa sacando a la luz irregularidades que cometió el club para la contratación del brasileño. Según informa el diario Marca, el Barça ha aumentado sus problemas judiciales después de que haya salido a la luz un contrato secreto del jugador que nunca tuvo la aprobación de la junta directiva.

El pasado martes se conoció que el socio que denunció al club po apropiación indebida en en la operación de fichaje del jugador, Jordi Cases, había retirado su demanda. Según informa el periódico, esto se produjo después de que su abogado llegase a un acuerdo con los representantes del club.

Todo se había complicado para el Barcelona con el desarrollo de los últimos acontecimientos en los que podía haber caído en una presunta tentativa de estafa procesal. Siempre según este medio, el Barça envió al juez Pablo Ruz cuatro actas de las reuniones de la junta previas al acuerdo con el futbolista.

Prima de fichaje de 10 millones

Todas ellas aparecían firmadas por el secretario de la junta, Toni Freixa, excepto una, que no está firmada por nadie. Es la que tiene que ver con todos los bonus que iba a recibir el futbolista, entre los que se incluye una prima de fichaje de 10 millones de euros, un salario base de seis millones anuales y dos primas, de 1,25 millones cada una, por jugar el 60% de los partidos y por jugar Champions. Además, también se suman otros premios por los posibles títulos ganados.

El caso es que el abogado de Cases descubrió que el documento sin firmar se había enviado al juez, algo que no es legal porque todas las copias deben estar firmadas por el secretario o, en su defecto enviar los originales para que los cotejen en el juzgado.

Supuestamente, el Barcelona trató de que Freixa firmase con posterioridad ese documento, algo a lo que se negó porque no había pasado por la junta y era una operación que había hecho Sandro Rosell por su cuenta.

Los abogados del club se apresuraron a llegar a un acuerdo con el de Cases para evitar que pudiese denunciar ante el juez este hecho. paralelamente, Freixa dejó de ser portavoz de la junta y el tema ha quedado silenciado.

A continuación