El callejón sin salida del Real Zaragoza

El club maño se enfrenta a una deuda millonaria con Hacienda en pleno concurso, por lo que no cumplir en los pagos conduce a la desaparición.

José Miguel de Pedro

La situación del Real Zaragoza es crítica. En las próxima fechas, el conjunto maño se enfrenta al riesgo de un liquidación, tras no poder afrontar una deuda de 25 millones de euros con Hacienda que ha dejado sin recursos a la Fundación 1932, que se hizo con las riendas del club este verano después de la marcha de que era el máximo accionista, Agapito Iglesias.

Eliseo Caballero, experto en derecho deportivo del Grupo Agaz Abogados ha explicado al Libertad Digital la complejidad de la situación del equipo aragonés. "El problema del Zaragoza es que está en concurso. Hay una concepción equivocada respecto a ellos. Muchos clubes dicen que han salido, pero realmente no lo han hecho. Simplemente, han pasado de una fase común a una fase de convenio en la que hay que cumplir acuerdos con los acreedores y suelen durar un mínimo de cinco años".

El club consiguió alcanzar un pacto con sus acreedores para renegociar sus deudas con quitas en un determinado periodo de años, por lo que la entidad podía comenzar a ver la luz. "El problema es que posteriormente ha adquirido una deuda con Hacienda que no está en condiciones de cumplir. Por eso se habla de que el club va a ir a la liquidación, porque en el momento que no cumple con sus acreedores hay que liquidar. Yo no le veo mucho futuro".

Escasez de recursos

Los dirigentes del club planearon un convenio teniendo en cuenta una hipotética situación de continuidad en Primera, algo que no sucedió. "En Primera, hay una generación de recursos muy importante que daba para cumplir el convenio. En Segunda, los recursos son minimos pero tienes que seguir cumpliendo con los pagos".

En ese sentido, destaca la "irresponsabilidad" en la gestión económica del Zaragoza, tanto de los gestores como de los administradores concursales, que "pueden hacer algo más porque en fase de convenio también siguen cobrando una pequeña parte porque precisamente ejercen como vigilantes. Pero es algo que no hace mucho tiempo que ha pasado en clubes importantes como el Nottingahm Forest o el Portsmouth en Inglaterra".

La única opción posible para el conjunto maño es lo que apuntó su presidente Christian Lapetra en rueda de prensa. Se van a reunir de urgencia con las instituciones para conseguir el apoyo económico necesario para llegar a una solución con el fisco. "Por mucho que llegue a un acuerdo a corto plazo, Hacienda no va a aceptar menos de 5 o 6 millones de euros. Es muy complicado y si no cumple, automáticamente va a liquidación", sostiene.

A continuación