El Sevilla reencuentra el triunfo y complica al Dépor

El conjunto gallego, que mostró muchas carencias en todas sus líneas, encadena cuatro derrotas y se asienta en la cola.

LD / Efe

El Sevilla, tras perder la pasada jornada ante el Atlético de Madrid y no pasar de un empate en la Liga Europa ante el Rijeka croata, se reencontró con el triunfo y sigue en la zona alta de la tabla, todo lo contrario que el Deportivo, que con el 4-1 encajado encadena cuatro derrotas y se asienta en la cola.

El conjunto sevillano disipó así las dudas generadas y, sin forzar prácticamente en ninguna fase del choque, goleó a un Deportivo que mostró muchas carencias en todas sus líneas.

Denis Suárez tuvo gran una oportunidad, tras un magnífico pase de Éver Banega, para poner el 1-0 a los diecinueve minutos, pero incomprensiblemente mandó el balón fuera, aunque poco después fue el camerunés Stéphane Mbia el que se confirmó como el goleador del equipo en las últimas semanas y, a la salida de un córner, cabeceó para adelantar a los suyos en el marcador.

También a balón parado, en la primera que tuvo del Dépor, los visitantes equilibraron el resultado con un gran lanzamiento de libre directo del centrocampista bosnio Haris Mendunjanin, pero fue el Sevilla el que mantuvo el dominio y, si un remate del lateral izquierdo francés Benoit Tremoulinas acabó con el balón repelido por el larguero, el que no perdonó fue Carlos Bacca.

El delantero colombiano se revolvió bien en el área visitante para lograr ya cerca del descanso el 2-1, quinto tanto de su cuenta particular en esta Liga y además el 3.500 de los sevillistas en Primera División.

En la segunda parte el Sevilla retrasó algo sus líneas ante un adversario que intentó llevar el control, pero los del técnico zaragozano lo hicieron sin demasiada convicción y eso hizo que su adversario encontrara vías para fabricar peligro.

Así, a los doce minutos de la reanudación Bacca ejerció de extremo y dio un llamado pase de la muerte a Mbia para que pusiera el 3-1, tercero del camerunés en la Liga BBVA que une a otros dos logrados en la Liga Europa.

Ahí se acabó la resistencia de conjunto coruñés, que se desconcentró en la defensa y ello motivó que pronto llegara el cuarto de los andaluces, obra del canario Vitolo.

En pleno desbarajuste visitante Bacca desperdició un penalti que le hizo Lux para poner el quinto, pero el meta corrigió el error anterior y adivinó el lanzamiento del colombiano.

El Sevilla desperdició después otras claras ocasiones para que su rival se hubiera llevado una goleada mayor, pero ya con la victoria asegurada tampoco forzó demasiado para ello.

A continuación