Play

Luis Enrique: "¿Luis Suárez gordo? Está en su peso, controlado al milímetro"

"No le hace falta una liposucción", decía el técnico asturiano entre risas al ser preguntado por un posible sobrepeso del delantero uruguayo.

Libertad Digital

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha asegurado que ve "muy buena actitud" en sus jugadores en cada entrenamiento y en cada partido, incluido el del empate en Málaga (0-0), por lo que dice estar "tranquilo" y centrado en seguir mejorando y corrigiendo errores "Veo muy buena actitud en cada partido y en cada entrenamiento. El problema no es de actitud y me deja tranquilo. El rendimiento a nivel individual y colectivo puede mejorar y en esas áreas de mejora estamos trabajando", decía.

Ahora, el siguiente paso donde mostrar las mejores es el duelo ante el Granada de este sábado. "Un rival que llega con buenos números, que en fase defensiva es fuerte, rival trabajado con poderío en el juego a balón parado y en transición. Espero un rival que nos pondrá muchas dificultades y a ver si somos capaces de solventarlas", destaca de los nazaríes.

"Mi trabajo es ir mejorando el rendimiento del equipo. Mi trabajo está enfocado a encontrar esa solución, si hay rivales que nos lo complican más es mérito de ellos, no solo demérito nuestro. Cada rival presenta dificultades, intentamos no ser previsibles y vamos a ver si somos capaces de transmitir en el campo esas soluciones", ahondaba al respecto.

Y es que al asturiano le interesa ser "superior al rival". "Quiero ganar, conceder menos ocasiones al rival, generar más, y ser merecedores de la victoria. Es una mera anécdota ser líder uno u otro. No tiene ninguna importancia, ni que los que están detrás hayan perdidos puntos", matiza. "En Málaga no estuvimos finos a la hora de concretar y tenemos que mejorar eso pero no dramaticemos. Hicimos diez remates. Mi discurso ha sido el mismo: seguir mejorando, no será fácil, no son máquinas, son jugadores de fútbol, será difícil", recordó, como ya hiciera después del duelo en Málaga.

Preguntado por los centrales, celebró tener bien cubierta la posición. "Cada una de las parejas aporta sus cosas, estoy contento con los centrales, hemos fichado buenos centrales, una posición incómoda. Estamos tranquilos, tenemos recursos y garantías", concluyó.

Preguntado por un posible sobrepeso del uruguayo Luis Suárez, el técnico barcelonista aseguraba: "Está en su peso, controlado al milímetro y, desde luego, listo para la competición. De todas formas, a Luis nunca lo he visto chupadito, ni cuando estaba en el Liverpool".

La anécdota en la rueda de prensa se produjo cuando cazó a un periodista bostezando mientras él hablaba ante los medios. "Ya sé que soy aburrido, así que el que bostece puede irse", decía a los presentes, provocando una carcajada general.

A continuación