Play

El Barcelona sigue imbatido pero se olvida de chutar a puerta

El conjunto azulgrana se atascó en La Rosaleda y fue incapaz de tirar una sola vez entre los tres palos en todo el partido.

Libertad Digital

Al Barcelona se le atragantó su paso por La Rosaleda. El conjunto que dirige Luis Enrique llegaba como líder de la Liga, imbatido y con solvencia de cara a portería. Sin embargo, el duelo ante el Málaga despertó las primeras duda en el equipo azulgrana, que fue incapaz de tirar entre los tres palos de Kameni en todo el encuentro.

A pesar de la buena noticia de mantener la imbatibilidad de Claudio Bravo, el atasco en ataque se hizo patente. Javi Gracia, entrenador de los andaluces, planteó la misma fórmula que le permitió sacar un empate la temporada pasada al frente de Osasuna y volvió a salirle bien. Un defensa poblada y las líneas muy juntas bastaron para que los barcelonistas terminasen desquiciados no pasasen del empate.

Messi y Neymar desaparecieron y los azulgranas no consiguieron salir del atasco. Solo mediante disparos lejanos trataron de intimidar a su rival, pero no cierto es que Kameni no tuvo que intervenir en todo el choque. Hacía más de 10 años que los barceloneses no se quedaban sin tirar a puerta en un partido, aunque Luis Enrique hizo bueno el punto y se excusó en el cansancio para explicar el bajo rendimiento de su equipo.

"No es un partido destacado para nosotros. Sabemos dónde estamos y hay que seguir. Los jugadores no son máquinas, hay que entender que cada tres días estamos compitiendo y se trata de buscar soluciones, mejorar y en esa línea vamos a seguir", afirmó en rueda de prensa.

A continuación