Arminio decide que Muñoz Mayordomo no vaya a la nevera

El Comité Técnico de Árbitros no ha castigado al colegiado tras su desafortunada actuación en el encuentro entre el Girona y el Castilla.

Libertad Digital

La increíble actuación del árbitro Muñoz Mayordomo en el Girona-Real Madrid Castilla de la Liga Adelante no tendrá ninguna consecuencia. El Comité Técnico de Árbitros (CTA), que preside Victoriano Sánchez Arminio, ha decidido no imponer ninguna sanción al colegiado, que dirigirá el próximo fin de semana el Ponferradina-Numancia.

De nada ha servido la queja formal del Real Madrid sobre la actuación de Muñoz Mayordomo ante la Federación Española de Fútbol (RFEF). El árbitro, que goza del favor de Sánchez Arminio y es uno de los favoritos para subir a Primera División en las próximas temporadas, no será castigado a pesar de las críticas unánimes contra su actuación.

Hay que recordar que el colegiado no detuvo el juego cuando el defensa del filial madridista Llorente cayó conmocionado sobre el césped. La urgencia de la situación que se estaba viviendo obligó al médico del equipo, Julio de la Morena Garzón, a entrar en el campo sin permiso arbitral para atender de inmediato al futbolista, después de encararse con el cuarto árbitro. Tras salvar la vida del jugador, que había sufrido una conmoción cerebral, Muñoz Mayordomo decidió expulsarle.

La inaudita decisión pasó desapercibida también para el informador arbitral que estaba en el campo. El excolegiado José Enguix Sales obvió en su informe sobre el arbitraje del partido mencionar lo sucedido en la expulsión del galeno. Si el informe hubiese sido negativo, el CTA se habría planteado dejar a Muñoz Mayordomo en la nevera, algo que no ha sucedido.

A continuación