El Real Madrid 'juega' con los laterales en busca de confianza

Ancelotti ha experimentado con estas posiciones, en las que incluso ha colocado a Ramos, en busca del equilibrio en defensa.

Laura Galdeano

Carlo Ancelotti tiene un gran bloque de barro que moldea en cada partido, pero no termina de encontrar la inspiración. Ante las críticas por la debilidad del Real Madrid en defensa, el técnico italiano ha ido experimentando con los laterales. Muchos aficionados aún siguen sorprendidos con el último once, en el que Sergio Ramos, después de tres años como central, cubría el carril derecho.

El conjunto blanco cuenta con cuatro jugadores habituados a esta posición: Álvaro Arbeloa y Dani Carvajal por la derecha mientras que Marcelo y Fabio Coentrao se rifan el lado izquierdo. Ante la Juventus en Champions, quedó claro que Ancelotti ve más allá y no se limita a este dibujo. El entrenador blanco colocó a Ramos en el lateral derecho, en detrimento de Arbeloa que se quedó en el banquillo.

Al día siguiente, Arbeloa entrenó en su día libre. El jugador sabe que cuenta con el apoyo de gran parte de la afición y no quiere descolgarse del once titular, del que se ha ido borrando en los últimos partidos del Real Madrid. Es un jugador importante en el vestuario y sabe mantener a la plantilla unida, pero su crédito sobre el campo ha perdido valor para Ancelotti.

Carvajal ha sido su máxima amenaza, como sucedió en el Camp Nou y en Vallecas. El canterano salió reforzado del feudo azulgrana en el que dejó señales de estar listo para batallas de nivel. El exjugador del Bayern Leverkussen estuvo muy atento en defensa, ayudó con su velocidad a los centrales pero apenas aportó en ataque. Carvajal es uno de los mejores recuperadores de balones del Real Madrid aunque no tiene el peso de Arbeloa en el equipo.

El carril contrario es aún más inestable. La baja de Coentrao abre la titularidad a Marcelo en el lateral izquierdo, un jugador que no termina de estar al 100%. El brasileño, que en el clásico no estuvo fino en ataque y se despistó en defensa, volvió a ser titular ante el Sevilla pero ocupó banquillo ante el Rayo. Ancelotti decidió optar por el portugués aunque finalmente Marcelo tuvo que salir a cubrir este trozo de parcela cuando, después de sufrir una mala caída en un salto, Coentrao abandonó el terreno de juego.

En el próximo choque, el sábado frente a la Real Sociedad, es de esperar que Marcelo salga de inicio, aunque en alguna ocasión Arbeloa ha ocupado su lugar. También está Nacho.

Los experimentos de Ancelotti abren un abanico de posibilidades. Ha probado por parejas más defensivas, parejas más ofensivas, y así seguirá hasta que encuentre una defensa equilibrada.

"El equilibrio es una palabra muy simple, significa atacar bien y defender bien en el fútbol. Estamos atacando bien porque en 15 partidos hemos marcado 42 goles, pero hemos encajado demasiados. El problema es que todo el mundo mira el trabajo defensivo, no estoy contento, es verdad, pero hemos marcado una media de tres tantos por partido", dijo el otro día el técnico. Por el momento, no está preocupado.

A continuación