Zidane se debate entre los puestos de asesor y de entrenador dentro del Real Madrid

Florentino Pérez quiere que el francés continúe perfilando la plantilla para la próxima temporada pero además sea segundo entrenador.

Laura Galdeano

Será el eje del nuevo proyecto deportivo del Real Madrid pero aún no se sabe desde donde ejercerá esta función. Florentino Pérez ha dejado muy claro que Zinedine Zidane se ha erigido como una pieza clave, lo ha reiterado durante las últimas dos semanas en radios, periódicos y televisiones, y sin embargo, aún no se conoce si el francés pisará césped o si ocupará un despacho.

En un principio, se le adjudicó el papel de director deportivo. Su objetivo sería la confección de la plantilla para la próxima temporada, pero poco a poco, fue variando esta tarea. Florentino Pérez dejó caer que su nueva ubicación podría estar a pie de campo, incluso como primer entrenador, aunque esta posibilidad cae por su propio peso. Zidane no dispone de la licencia necesaria para entrenar a un equipo en Primera.

De todos modos, sería un toro demasiado grande para alguien que salta a la plaza por primera vez. El plan B: ser la mano derecha del futuro técnico. "Puede ser como Karanka con Mourinho con el próximo entrenador o podría entrenar a algún equipo de la cantera, pero sobre todo nos va ayudar a conformar las mejoras para el equipo de cara a la próxima temporada", contó el presidente del Real Madrid en esRadio.

Toma fuerza como segundo técnico

Pero, ¿qué quiere Zidane? Su entorno desvela que la opción de segundo técnico es la que más le ilusiona. Crecer al lado de Ancelotti, o del entrenador que finalmente aterrice en la casa blanca, le serviría para adquirir la experiencia necesaria para hacerse cargo del banquillo en un futuro. Esos son los pros, pero hay una contra que pesa bastante relacionada con la prensa. Cauto y de poca palabra, el exfutbolista huye de la exposición pública que le otorgaría ese puesto. Quiere un puesto discreto que le permita permanecer en segundo plano.

Además, que Zidane acabase dando instrucciones a los jugadores como segundo técnico no interferiría en su rol de asesor. De hecho, sus primeros movimientos en la definición de la plantilla ya están dados. Su planning pasa por darle un plus de importancia a la cantera, la incorporación de un mediocentro, el refuerzo en la delantera y la salida de algún descarte.

Confección de la plantilla

La maquinaría ya se puso en marcha. Carvajal ha vuelto desde el Bayern Leverkusen para cubrir el lateral derecho y Casemiro, centrocampista brasileño de 21 años, subirá al primer equipo para ser el recambio en el doble pivote. Además, ha blindado a jugadores como Özil y Benzema, ha propuesto a Jesé para la primera plantilla y será el encargado de fichar a Bale, eso sí, dejando que las aguas se calmen para que el desembolso no supere los 80 millones que pide el Tottenham.

La "X" de la ecuación no tardará en despejarse. Florentino espera cerrar el tema del primer entrenador entre esta y la próxima semana. Entonces, se hará público desde que lugar del organigrama Zizou revitalizará al Real Madrid.

A continuación