El Gobierno reduce el aforo en los estadios al 75 por ciento

La medida entrará en vigor el 1 de enero, por lo que no afectará al Valencia-Espanyol que se jugará un día antes.

Libertad Digital

El Consejo Interterritorial de Salud ha acordado este miércoles reducir al 75 por ciento el aforo en competiciones profesionales deportivas exteriores y al 50 por ciento en recintos interiores, ante la alta cifra de contagios provocada por la variante ómicron del coronavirus.

Fuentes del Ministerio de Sanidad han confirmado esta decisión adoptada junto a las comunidades autónomas, que rebaja a esos porcentajes los espectadores máximos autorizados en los partidos de LaLiga de fútbol, que se reanuda este fin de semana tras el descanso de Navidad, y de la de baloncesto, que ya ha aplazado varios encuentros previstos para esta semana.

Una medida que entrará en vigor a partir del 1 de enero y llega justo tres meses después de que el Gobierno, ante la entonces favorable evolución de la pandemia, diera luz verde a la ocupación al cien por cien de los campos de fútbol y de los pabellones de baloncesto al 80 por ciento, con el aval de 16 comunidades y la abstención del País Vasco.

No afectará al Valencia-Espanyol

Tras conocer esta decisión, el Valencia emitía un comunicado en el que informa de que el equipo jugará con el aforo de Mestalla al completo este viernes 31 de diciembre ante el Espanyol porque "las nuevas restricciones sanitarias acordadas este miércoles por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud no entrarán en vigor hasta el próximo 1 de enero".

En el partido ante el Espanyol, por lo tanto, se mantendrá la normativa vigente de anteriores encuentros, añade el club valenciano, que apela a la prudencia y recuerda a sus aficionados que "deben hacer un uso correcto de la mascarilla en todo momento y que dentro del estadio no se podrá comer y solo estará permitido beber agua".

Como las nuevas restricciones reducirán a partir del 1 de enero el aforo hasta un máximo del 75 por ciento en recintos al aire libre y como Mestalla tiene una capacidad de 49.430 personas, ese porcentaje supone la presencia posible a partir de esa fecha de 37.000 personas.

"Los 32.000 abonados del Valencia CF van a poder hacer uso de su abono con normalidad ante el RCD Espanyol, así como todos aquellos aficionados que hayan comprado su entrada para este partido", agrega el comunicado, en el que se indica que el club informará más adelante de cómo se deberá proceder de cara a los próximos partidos.

A continuación