Kimmich recula y anuncia que se vacunará contra el coronavirus

"Me resultó difícil lidiar con mis miedos, por eso estuve indeciso durante tanto tiempo", dice el jugador del Bayern.

Libertad Digital

Joshua Kimmich, futbolista alemán del Bayern de Múnich, ha anunciado este domingo que se vacunará contra el coronavirus tras la polémica que causó su negativa inicial, según ha informado la cadena alemana ZDF. "En general me resultó difícil lidiar con mis miedos y preocupaciones, y por eso estuve indeciso durante tanto tiempo", reconoce el jugador a la cadena pública de televisión.

Kimmich desató un amplio debate a nivel nacional cuando confirmó en octubre que aún no se había vacunado debido a la preocupación por los efectos a largo plazo.

Luego estuvo en cuarentena cerca de un mes por haber tenido contacto estrecho con personas infectadas y posteriormente por contraer el coronavirus. Ahora ha dado negativo en las pruebas, pero no está en plena forma, por lo que no volverá a jugar este año.

"Estoy contento de que mi confinamiento provocado por el coronavirus haya terminado. Me encuentro muy bien, pero todavía no puedo entrenar a tope debido a unas ligeras infiltraciones en los pulmones", comentó el jueves el jugador de 26 años en un comunicado. "Por lo tanto, haré un entrenamiento de rehabilitación y estoy deseando volver plenamente a la acción en enero", agregó.

Su último partido fue el 6 de noviembre, ya que se perdió los encuentros del Bayern en todas las competiciones y también dos partidos de clasificación de Alemania para el Mundial 2022.

Hasta hace unas semanas, Kimmich y otros cuatro jugadores del Bayern estaban sin vacunar (Serge Gnabry, Jamal Musiala, Eric-Maxim Choupo-Moting y Michael Cuisance) y, al parecer, no cobraron el sueldo durante el periodo en que estuvieron en cuarentena por el contacto con personas infectadas. Las declaraciones de Kimmich suscitaron polémica en un país que está luchando por aumentar las tasas de vacunación entre la población.

Algunos argumentaron que los futbolistas encarnan modelos de conducta a seguir y que por tanto debían vacunarse, y otros se preguntaron por qué los deportistas no vacunados podían jugar mientras que a los espectadores sólo se les permitía entrar a algunos estadios si estaban vacunados o recuperados de la enfermedad.

A continuación