Alemany pone a Laporta y a la prensa catalana en su sitio: "El Barcelona no puede fichar en enero"

Mientras los diarios catalanes fantasean con los posibles fichajes en invierno, el director de fútbol del Barça dibuja la triste realidad del club.

Guillermo Domínguez

Por soñar que no quede. La prensa deportiva catalana sigue fantaseando con los posibles refuerzos del FC Barcelona en el mercado de invierno, pese a la delicadísima situación económica que atraviesa la entidad. Los nombres que más suenan son los de Kingsley Coman, Raheem Sterling, Karim Adeyemi y Dani Olmo, aunque en el caso del internacional español el Leipzig se ha encargado rápidamente de desmentir cualquier traspaso.

Por si fuera poco, el presidente del Barça, Joan Laporta, ha aprovechado la presentación de Dani Alves este miércoles para asegurar que no descarta un posible regreso de Leo Messi y Andrés Iniesta al club, una vez que el lateral brasileño volverá a enfundarse la camiseta azulgrana a sus 38 años.

"No nos sobra nada"

En medio de tanta entelequia, el director de fútbol del Barça, Mateu Alemany, ha aprovechado la presentación de Alves para rebajar la euforia de un plumazo. El dirigente balear ha querido poner una nota de realismo, recordando al soci la delicadísima situación financiera que atraviesa el club, agravada todavía más con el fichaje de Xavi Hernández y su staff técnico tras el despido de Ronald Koeman.

Es decir, el Barça necesita liberar masa salarial para cumplir con los parámetros del fair play financiero que exige LaLiga. Y así se ha encargado de resaltarlo Alemany: "La realidad es que hoy vamos a poder inscribir a Xavi y su cuerpo técnico y no nos sobra nada. Si hay más acciones, aseguraremos más fair play. Hay un mes y medio y trabajamos con diferentes situaciones, pero a día de hoy no existe posibilidad. A 1 de enero, ya veremos".

Desde que se cerró el mercado de fichajes el pasado 31 de agosto, el Barcelona ha tenido que asumir las renovaciones y mejoras salariales de Ansu Fati y Pedri González, el fichaje de Dani Alves —que podrá ser inscrito aunque tenga un salario muy bajo en relación al de 2016 cuando se marchó a la Juventus de Turín— y el relevo en el banquillo de Ronald Koeman por Xavi Hernández, sin olvidar que el holandés y su cuerpo técnico aún deben resolver su finiquito al tener contrato con el Barça hasta el próximo 30 de junio.

Renovaciones de Dembélé y Gavi

En definitiva, el Barcelona no podrá fichar a nadie salvo que se vayan jugadores con buen cartel, como pueden ser Frenkie de Jong —de cuya situación ya daba cuenta Libertad Digital este martes— o Ousmane Dembélé. Sin embargo, la llegada de Xavi al banquillo culé juega en favor del extremo francés, que termina contrato al final de la presente temporada —podría irse gratis a partir del próximo 1 de enero—.

En un principio el Barça se frotaba las manos ante la posibilidad de traspasar a un jugador que en su día —verano de 2017— costó la friolera de 105 millones de euros más variables. Sin embargo, Xavi, que regresa a la entidad con plenos poderes en la parcela deportiva, ya le ha dejado muy claro a Laporta que Dembélé no se toca.

Así, la prioridad ahora de los culés es renovar al galo, de 24 años, para evitar que se vaya gratis a otro club. Y es que, a pesar de sus constantes lesiones, Dembélé se muestra como un futbolista determinante, como ya demostró en el último partido de Champions contra el Dinamo de Kiev en Ucrania (0-1). Se trata de un jugador diferente y muy valioso por su potencia, su velocidad, su regate y su capacidad para desbordar, lo que se acaba traduciendo en asistencias o goles. En su contra, además de sus constantes lesiones, su cabeza.

En cualquier caso, Xavi llega al vestuario azulgrana con el látigo, pero también dispuesto a sacar de cada futbolista lo mejor de sí. El técnico de Tarrasa ya aseguró públicamente en su presentación que, bien cuidado, Dembélé puede ser el mejor del mundo en su posición, por lo que considera "prioritaria" su renovación.

"Trabajamos para conseguir más ingresos"

Al margen de Dembélé, hay otro jugador cuya renovación se ha antojado clave como es la de Gavi (termina contrato en junio de 2023). De todas formas, el presidente Laporta ya ha dejado claro durante la presentación de Alves que "cada caso es específico". "Hay unas condiciones establecidas, la mayoría heredadas y todo depende de negociaciones que estamos haciendo con el primer equipo. Algunas han ido como queríamos y otras están en proceso", explicaba el máximo dirigente azulgrana.

"Estamos trabajando muy fuerte la consecución de ingresos. Queremos inversión en nuestros activos y recortar los gastos. La masa salarial es la que es y necesitamos margen. Se está trabajando. Lo llevamos con respeto porque nunca se puede imponer. Siendo didácticos a la hora de explicar la situación. Con normalidad. Lo que sí estamos haciendo es trabajar para conseguir más ingresos", agregó Laporta, sincerándose así sobre la delicada situación que atraviesa el club del que es presidente.

A continuación