El Newcastle-Tottenham se detuvo tras una urgencia médica en la grada

La rápida actuación del lateral español y su compañero Dier avisando a los médicos evitaron la tragedia en St James Park.

E.S.A

El encuentro entre el Newcastle y el Tottenham tuvo que ser interrumpido en el minuto 41 por un problema de salud de un aficionado en la grada del estadio St. James Park que necesitó asistencia médica urgente.

El lateral del conjunto londinense, el español Sergio Reguilón, llamó la atención del árbitro Andre Marriner al tiempo que su compañero, el central Eric Dier, acudió a los banquillos para que algún miembro del cuerpo médico acudiera a atender al aficionado.

Uno de los doctores del Newcastle atravesó el terreno de juego con un desfibrilador en la mano para socorrer al aficionado que fue reanimado.

El Newcastle advirtió en redes sociales de la situación. "El juego se suspenderá hasta que se resuelva la emergencia médica. Mientras tanto, enviamos nuestros mejores deseos a esa persona y a aquellos que están sufriendo en el otro lado", apuntó.

Minutos más tarde una vez solventado el contratiempo, el encuentro se reanudó.

La vital participación de Reguilón y Dier

El gesto de ambos futbolistas, Reguilón y Dier, fue ampliamente aplaudido en las redes. "Gran respeto por Sergio Reguilon y Eric Dier", escribió Fabrizio Romano. "Sergio Reguilón señalando esta emergencia médica al árbitro es absolutamente de primera clase, puede haber salvado la vida de alguien". "Menos mal que hay un desfibrilador en cada estadio. Mucho respeto a Reguilon y a toda la afición que llamó la atención sobre la situación médica del partido. Espero lo mejor para el fan que necesitaba atención médica", fueron otros de los mensajes.

A continuación