Maxi Gómez, el goleador en crisis que será protagonista en el mercado veraniego

El jugador uruguayo saldrá de Mestalla salvo sorpresa inesperada y suena para equipos como el Atlético de Madrid.

David Vinuesa

En los últimos días han vuelto a surgir rumores que hablan de la posible llegada de Maxi Gómez a equipos potentes del fútbol europeo, como por ejemplo el Atlético de Madrid. Todo ello de cara al próximo mercado veraniego. Este rumor no es nuevo ya que desde que triunfó en el Celta, el cuadro rojiblanco ha sido protagonista en todas las informaciones que situaban al delantero uruguayo fuera de su equipo actual.

A día de hoy la situación de Maxi en Mestalla es muy mala y eso rebajaría su precio de salida a una cifra cercana a los 20 millones. El charrúa acabó expulsado en la última jornada y suma a ese último mal precedente que su temporada, al igual que la del resto de delanteros del Valencia, no está siendo positiva. Maxi lleva cinco goles en 25 partidos con el equipo de Javi Gracia y además su relación con el técnico tampoco es la mejor. Ese cúmulo de circunstancias hacen más que posible su salida esta verano y ya empiezan sonar varios equipos.

En el caso del Atlético, según ha podido saber Libertad Digital, Maxi Gómez es un jugador que gusta mucho a Simeone y al club, pero no está entre las prioridades de cara a la próxima temporada. Eso sí, en las oficinas del Wanda Metropolitano no han tirado a la basura la carpeta con el nombre de Maxi. No es prioritario, pero se mantiene sobre la mesa. La relación entre los clubes es buena, el jugador saldrá del Valencia salvo cambio drástico y hay comunicación entre las partes desde hace tiempo. Aún así, no hay nada abierto. Carpeta cerrada, pero no descartada. Esta muy a mano de la dirección deportiva del Atlético que no niega que pueda rescatar esta operación de cara al futuro.

¿Es noticia que la carpeta esté cerrada? Es noticia que se inicien desde ya los movimientos desde el entorno del jugador para moverlo y no es casualidad que el Atlético salga. Muchas carpetas cerradas en su día visten ahora de rojiblanco y es más que probable que vuelvan a llamar a la puerta del Wanda Metropolitano.

A continuación