Monchi estalla por las críticas al Sevilla: "Las aficiones rivales celebran nuestras derrotas"

El director deportivo hispalense cree que las críticas por el planteamiento de Lopetegui son exageradas.

Libertad Digital

La Copa del Rey ya tiene finalistas: Barcelona y Athletic Club de Bilbao. Tanto Levante como Sevilla se quedaron por el camino, pero es el conjunto andaluz el que se está llevando todas las críticas por el planteamiento de Julen Lopetegui en el partido de vuelta que acabó 3-0 para el Barcelona.

Días después de lo sucedido en el Camp Nou, el director deportivo hispalense ha tomado la palabra. Monchi ha atendido a los medios oficiales del club y ha dado su opinión sobre todo lo que ha pasado después del choque.

Resaca copera

"Todavía recordando todo lo que pasó en el partido de anoche. Ha sido una derrota difícil, dura de digerir, complicada por la forma que se produce. Hay que seguir. A los grandes clubes se les valoran por la capacidad que tiene de levantarse. No hay tiempo para lamerse las heridas aunque el palo ha sido gordo por la desilusión. Era un momento precioso para volver a repartir alegría entre el sevillismo. Y eso me encoge todavía el corazón, quería llenar de alegría los hogares sevillistas".

Críticas rivales

"Ojalá todas las exigencias sean esas, enfadarnos por no llegar a una final. Esa es nuestra grandeza y crecimiento. Te das cuenta de que los clubes nos respetan como a los grandes. Y las aficiones rivales celebran nuestras derrotas. Empiezan a tenernos en cuenta. Equipos como el Barcelona, con jugadores como Piqué o Messi, son jugadores que llevan toda la vida tratando de ganar todos los partidos. Y nosotros estamos cercanos a eso".

Opinión del sevillismo

"La reacción del sevillismo es de rabia y dureza. Es difícil asumir que un día no puedes ganar. Volveremos a vivir otro momento como este. El error te hace crecer. Buscar soluciones para volver a repetir momentos como el de anoche para tener un final más feliz. Pedirle al sevillismo que siga siendo exigente y crítico. Pero que también nos dé margen de confianza que nos hemos ganado con el trabajo diario. Nosotros no tenemos que demostrar nada a nadie. Ya estamos nosotros para querernos y odiarnos sin que entre nadie. Y así nos ha ido bien. Somos el puto Sevilla Fútbol Club".

A continuación