La puñalada trapera de Reguilón a Mourinho

El técnico luso ha estado muy pendiente del lateral español ya que iba a pasar las fiestas navideñas solo. Finalmente, no estuvo tan solo.

A.S.E

José Mourinho es especial como entrenador. Por varias cosas, pero principalmente, por tener detalles con sus jugadores que hacen que sus pupilos vayan a muerte a por un objetivo común. Construir una familia en la que la confianza es muy importante. A Mou le gusta hablar de frente, cara a cara, diciendo las cosas mirando a los ojos. El técnico luso, que está haciendo un enorme trabajo con su Tottenham, se ha llevado una tremenda decepción en plenas fiestas navideñas.

Tres de sus jugadores Lamela, Lo Celso y Reguilón, se saltaron todas las normas internas y recomendaciones sanitarias en Nochevieja. Se juntaron más de 20 personas, sin mascarillas, sin respetar las distancias de seguridad... en Londres donde está pegando fuerte la nueva cepa británica.

fiesta-coronavirus.jpg
Además de incumplir las normas sanitarias, los jugadores del Tottenham son tan listos que inmortalizan el momento con varias fotografías

El Tottenham, como institución, expone su enfado en público: "Nos sentimos extremadamente decepcionados y condenamos rotundamente esta imagen en la que se ve a nuestros jugadores junto con familiares y amigos juntos en Navidad, particularmente sabiendo los sacrificios que todo el mundo está haciendo en el país para estar seguros durante el periodo festivo". Los Spurs ya han asegurado que tomarán medidas de forma interna.

Si el club está dolido por la imagen y el comportamiento de sus jugadores, Mourinho se siente estafado. El luso lo da todo por sus jugadores y siente que le han fallado. Pero si hay alguien que ha defraudado a Mou ese es Reguilón. El lateral cedido por el Real Madrid fue uno de los jugadores de los que más pendiente estuvo el técnico luso estas Navidades. Estaba solo en Londres. Mourinho le regaló incluso un jamón, pagando una apuesta que perdió con su jugador. Y como iba a pasar la Nochevieja solo, Mou le regaló un cochinillo.

La puñalada trapera de Reguilón, dejó al técnico del Tottenham descompuesto: "Nos sentimos decepcionados porque damos a los jugadores toda la educación, todas las condiciones... Por supuesto que no estamos contentos. Ha sido una sorpresa negativa para nosotros. Le regalé a Reguilón un cochinillo porque me dijeron que iba a pasar las navidades solo. Como pudimos ver, no estuvo solo".

A continuación