¿Puede sonreír Simeone con el Atlético-Chelsea en octavos de Champions?

El Atlético evita a Manchester City, Liverpool, PSG y Juventus, los cuatro más complicados. El Chelsea, rival duro y eliminatoria igualada.

David Vinuesa

Atlético de Madrid-Chelsea. Si en cualquier sorteo, quedando segundo de grupo, te libras de Juventus, Manchester City, Liverpool y PSG has tenido suerte. No hay que esconderlo, cosa que a veces parece que ofende. Si has tenido más suerte que el resto o has esquivado balas que a priori perforan más órganos que otras, se dice y punto. ¿Eso quiere decir que el Chelsea sea fácil? Ni de broma, pero es un cruce igualado y será un bonito duelo.

¿Tiene motivos entonces Simeone para celebrar el cruce ante el Chelsea? Para celebrar no, pero una media sonrisa tímida y oculta a los buitres del favoritismo sí que puede esbozar el Cholo, porque ha evitado a lo peor de lo peor. En cuanto al Chelsea, el equipo inglés ha renovado su plantilla a golpe de talonario y sin necesidad de vender a nadie para cimentar sus compras. Sancionado sin fichar/inscribir, algo que también le pasó al Atlético, el equipo de Abramovic se desquitó este verano fichando a los mejores diamantes jóvenes de la joyería europea. Werner (53 millones), Havertz (71), Ziyech (40) y Chilwell (56) son los cuatro fichajes estrella de un equipo que también cuenta este curso con el veterano central Thiago Silva.

A nivel estadístico, el Chelsea tiene motivos para decirle al Atlético de Madrid que no se alegre tanto del sorteo porque solo han perdido dos partidos en lo que va de temporada. Perdieron ante el Liverpool en la jornada 2 y este fin de semana frente al Everton. ¿Parte negativa para el Atlético? Que son un equipo muy peligroso, con mucha hambre y con un gran talento. ¿Parte positiva? Tanta cara nueva es difícil de ensamblar con facilidad y las fragilidades defensivas del equipo de Stamford Bridge son patentes por su defensa y por su portería, en la que Kepa, de momento, vive un infierno. De hecho Mendy le ha quitado el puesto al ex del Athletic por sus recurrentes fallos. Son quintos en la Premier y campeones de grupo en la Champions.

A nivel histórico, los recuerdos del Atlético son muy buenos ante el Chelsea. En 2014, semifinales, Simeone y compañía llegaron a la final de Lisboa empatando a cero en el Vicente Calderón y ganando 1-3 en Londres. Antes, en la final de la Supercopa de Europa de 2012, Falcao destrozó al Chelsea con un hat-trick en Mónaco que desniveló la final en favor de los madrileños (1-4). El último enfrentamiento, eso sí, fue para el Chelsea de Hazard y Morata en la fase de grupos de la Champions de la 2017-2018. 1-2 en el Metropolitano y 1-1 en Inglaterra. Estos dos partidos más los fallos ante el Qarabag dejaron al Atlético en la Europa League que posteriormente ganaría en Lyon ante el Marsella. En la 09/2010, Champions, 4-0 en Londres y 2-2 en Madrid. Ese curso, los rojiblancos ganaron también la Europa League de 2010 en Hamburgo ante el Fulham.

Será un duelo muy igualado, no cabe duda y como siempre pasa con el sorteo de octavos de diciembre, las realidades pueden ser muy diferentes cuando pasen tres meses. El año pasado, el Liverpool era invencible en diciembre de 2019, pasó a ser vencible en algunos partidos de 2020 y acabó siendo vencido en los dos partidos por un Atlético tan irregular que antes del parón por covid estaba incluso fuera del Top-4 de la liga española. Lesiones, estados de forma, sensaciones, rachas goleadoras... todo puede cambiar en tres meses, tanto para bien como para mal, y quizá ese 50-50 que hay ahora se acabe desnivelando ligeramente.

A continuación