Eder Sarabia, segundo de Quique Setién, resuelve al fin su salida del FC Barcelona

"No es lo que nos correspondía, pero aceptamos para terminar con nuestra degradación", dice el segundo del cántabro en el banquillo culé.

Libertad Digital

El cuerpo técnico que acompañó a Quique Setién en el FC Barcelona ha resuelto su salida del club azulgrana este viernes, tres meses después del despido del técnico cántabro, y con un acuerdo que aseguran que no era lo que les "correspondía". "Después de más de tres meses, por fin, hoy, Fran, Jon y yo hemos podido resolver la relación contractual que, incomprensiblemente, aún nos vinculaba con el FC Barcelona", ha dicho Eder Sarabia, en relación también a Jon Pascua y Fran Soto.

Todo ellos llegaron al Barça de la mano de Quique Setién y, tras la salida del técnico el pasado agosto, destituido por el ya expresidente Josep Maria Bartomeu, el artífice de su llegada, se vieron "reubicados" en el club y sin resolver sus contratos.

Finalmente, tres meses después, la Comisión Gestora que tomó las riendas del club tras la dimisión en bloque de la Junta Directiva de Josep Maria Bartomeu, ha puesto fin a su estancia en la entidad. "No era el acuerdo que nos correspondía, pero es lo que hemos aceptado para terminar con la degradación que veníamos sufriendo y pensando en el futuro", se sinceró Sarabia, que junto a sus compañeros podrá buscar nuevo club o emprender una nueva etapa en sus vidas y carreras.

Sarabia, eso sí, lamentó la mala situación del club cuando llegaron. "Es evidente que el club atraviesa una situación preocupante, algo que cuando llegas se percibe claramente y, la cual, afecta directamente al rendimiento deportivo", destacó. "Siempre crees que desde dentro puedes ser capaz de ayudar a resolverlo, pero a nosotros, a pesar de poner todo de nuestra parte, nos ha resultado imposible", lamentó en este sentido.

Así, marchándose por la puerta de atrás, sin poder llevar al Barça al éxito y con el 2-8 en Champions frente al Bayern como gran lacra, asegura que se despide con un "gran sentimiento de tristeza". "Me despido con la clara esperanza de que las cosas puedan cambiar y el FC Barcelona vuelva a ser ese club y ese equipo que durante muchos años nos hizo disfrutar del fútbol como ninguno. Visca el Barça", concluyó.

A continuación