La etapa de Isco en el Real Madrid se termina: los motivos por los que ha pedido ser traspasado

El futbolista ha comunicado al club su deseo de marcharse. Si hay una buena oferta, querría irse en el mercado invernal. Zidane no frena su deseo.

Sergio Valentín

Tanto el Real Madrid como Zidane ya conocen la intención de Isco de abandonar el Real Madrid, una decisión reflexionada y meditada por parte del jugador que ha llegado a la conclusión de que su etapa en el conjunto blanco ha terminado. Su padre, que también es su representante, ha sido quien ha hablado con el club e Isco se ha encargado de tener la misma conversación con Zidane.

La intención del malagueño es la de irse y cuanto antes. No vería con malos ojos el aceptar una oferta en el próximo mercado de invierno pero siempre que satisfaga a todas las partes: club y futbolista. ¿Los motivos? Que ha ido perdiendo protagonismo en los últimos años, disfrutando de menos minutos en el terreno de juego y, como consecuencia, perdiendo su sitio también en la selección española. Isco todavía sigue teniendo el sueño de disputar la Eurocopa del próximo verano.

Zidane siempre ha apostado por Isco. Fue importante en la conquista de tantos títulos, teniendo un papel determinante y tuvo un gesto significativo con él cuando regreso al Real Madrid: Solari, que había tenido problemas con Isco, le abrió un expediente que Zidane retiró nada más llegar al club. Pese a todo el pasado que comparten, el técnico francés no ha puesto ningún problema a la petición de Isco de marcharse del Real Madrid.

En el club también han aceptado la petición del jugador malagueño. En la época actual en la que están pidiendo rebaja salarial a los futbolistas, intentan cuadrar cuentas con ventas y no hay fichajes, consideran que la posible venta de Isco es un buen negocio. El centrocampista cobra más de 6 millones de euros, podría tener todavía cartel y tiene todavía 28 años.

Isco ha sido un jugador de altibajos. Fue capaz de romper la BBC y colarse en el once titular en las finales de Champions ante Juventus y Liverpool. Años en los que Zidane varió su habitual sistema (4-3-3) por un 4-4-2 para dar entrada a Isco. Ese tiempo pasó y no volverá. En la temporada 2019-20 tuvo menos minutos que con Solari: 1600 minutos por los 18000 de la anterior campaña. Isco cayó de pié en el Santiago Bernabéu. El estadio tardó minutos en corear su nombre tras ser fichado por 30 millones al Málaga hace ya siete años. Sin embargo, los últimos años del jugador han dejado mucho que desear. El propio Solari lo dijo en rueda de prensa hace año y medio: "para jugar primero hay que ponerse en forma física".

El jugador tiene contrato con el Real Madrid hasta junio de 2022 por lo que es el momento idóneo para ser traspasado. Isco renovó en 2017 cuando tenía 25 años. Su cláusula de rescisión es de 700 millones de euros y siempre ha estado ligado a un club: la Juventus de Turín.

Quizá su etapa en el Real Madrid se torció con la marcha de Julen Lopetegui. Por aquel entonces, Isco era un jugador clave en los esquemas del seleccionador nacional y del que sería luego entrenador del Real Madrid. Incluso con Luis Enrique también era un jugador importante meses más tarde. En la gran goleada por 6 a 0 a Croacia, Isco era titular. Por aquel entonces, en septiembre de 2018, era un jugador con confianza y con físico. El malagueño se operó de apendicitis, llegó Solari y poco a poco fue perdiendo estatus. ¿Isco ha hecho todo lo posible para revenrtir la situación? Él sabrá la respuesta pero considera que ya no es momento de luchar por un puesto y sí el de marcharse del Real Madrid donde ha logrado 16 títulos.

A continuación