Luis Enrique elogia a Suiza: "Nos costó un huevo ganarles, es el equipo más trabajado"

"Quizá no tengan individualidades destacadas, pero como colectivo es de las más completas de Europa", dice el técnico asturiano.

Libertad Digital

El entrenador de la selección español de fútbol, Luis Enrique Martínez, ha elogiado a Suiza, rival este sábado en la Liga de Naciones, al definirlo como "uno de los equipos más completos de Europa" y "el más trabajado" de los que les han tocado en esta competición, mientras que también ha dejado claro que no se cierra "a ninguna posibilidad" a nivel táctico que les pueda "limitar".

"Es una selección de las más completas de Europa y, para mí, de las más trabajadas, aunque no tenga quizá ninguna individualidad de un altísimo nivel", admitió Luis Enrique este viernes en rueda de prensa, donde tampoco quiso hacer caso a que los de Vladimir Petkovic no hayan ganado un partido en este 2020.

Pero para el asturiano, el combinado suizo "no tiene un fallo". "Nos costó un huevo ganarla en Madrid. Si me fijo sólo en sus resultados se puede hacer esa valoración, pero creo que es el equipo más trabajado de los que nos hemos enfrentado en esta Liga de Naciones", añadió. "Me espero una Suiza muy parecida a la de Madrid (victoria por 1-0) porque ha seguido jugando de la misma manera y mantiene sus señas de identidad. No especula, ataca elaborando desde atrás y luego nos presionará con diferentes variantes", opina el de Gijón.

Sobre la posibilidad de alinear un falso nueve como en el Alfredo Di Stéfano, el técnico dejó claro que es una alternativa que usa "dependiendo del estado de forma de los jugadores o del rival". "Me gusta, he jugado muchas veces con 'falsos 9' o '9 puros', no me cierro a ninguna posibilidad que nos pueda limitar. Tenemos una idea que vamos evolucionando e intentamos mejorarla", remarcó.

En este sentido, aclaró que aunque partan de un 4-3-3, "el posicionamiento de los jugadores va variando continuamente". "La mayoría de las veces jugamos en otros dibujos tácticos, el 4-3-3 permite muchas cosas", admitió.

También descartó que su deseo de presionar continuamente haga que los partidos se vuelvan locos. "Futbolísticamente, la presión en campo contrario nunca acelera un partido, al revés. Mi ideal es jugar los 90 minutos en el campo contrario, aunque eso signifique dejar espacios a la espalda. Si te presionan y sales jugando desde atrás existe el riesgo de que el partido se vuelva loco, pero tenemos armas para parar eso", consideró.

El exfutbolista reconoció que cuando fue presentado tenía como uno de sus "objetivos" el subir en el ranking FIFA, lo que ha sucedido hasta el momento, pero no escondió que lo que "quiere el aficionado tras la etapa gloriosa son estas posibilidades reales en las grandes competiciones". "El que acumules buenos resultados hace que uno llegue con más optimismo y confianza a una fase final. Sabemos que vamos a ser juzgados en las grandes competiciones", aseguró.

A nivel individual, Luis Enrique habló del central Pau Torres, que "ha demostrado con solvencia que puede jugar al más alto nivel con la selección". "Me gusta todo de él, su personalidad a la hora de jugar, su sentido táctico, que es alto...", concluyó.

A continuación