Torreira elige al Atlético y cierra el acuerdo, pero Herrera es la clave

El acuerdo de cesión está cerrado en dos millones. Torreira ha rechazado a Everton, Roma y Fiorentina, pero el Atlético para la operación.

David Vinuesa

Libertad Digital ha tenido acceso en exclusiva a las claves que rodean a la operación entre Lucas Torreira, el Atlético de Madrid y el Arsenal. El uruguayo lo tiene claro: su sueño es jugar en el Atlético de Madrid y está haciendo todo lo posible para estar a las órdenes de Diego Pablo Simeone.

Tanta es la obsesión de Torreira por jugar en el Metropolitano que ha dicho no a Everton, Roma y Fiorentina en las últimas semanas y horas y ha presionado para cerrar un acuerdo entre todas las partes que le permita cambiar Londres por Madrid. Es el Atlético el que, con todo cerrado en 2 millones de euros por la cesión, ha parado todo porque antes debe salir Héctor Herrera.

Repetimos, todo está cerrado por 2 millones la cesión, previa bajada importante para facilitar su llegada, pero es el Atlético el que no se mueve porque necesitan la salida de Herrera para cuadrar cuentas y límite salarial. De hecho, Torreira ha hablado con Simeone y también con José María Giménez porque la idea del Cholo es la de colocar a Thomas de 5 por delante de la defensa, con Torreira por delante en su centro del campo.

Otro detalle importante tiene relación con Luis Suárez. Raül Sanllehí, ex director deportivo del Arsenal, llamó a Luis Suárez antes de fichar a Torreira para los gunners. Fue su primera llamada. Le pidió opinión sobre Lucas de cara a jugar en la Premier y Suárez le dio las mejores referencias posibles. Ahora Luis ha preguntado por la situación de Lucas para ver si pueden compartir equipo.

Por otro lado está el enfado en el Arsenal por acordar todo en 2 millones, precio que rebajó considerablemente desde el inicio de las conversaciones, y ahora ver que el Atlético no lo tiene claro. El Arsenal entiende que Lucas debe salir del club, pero Torreira les ha dicho que él quiere esperar al Atlético de Madrid. Si no es por el Atlético, Torreira ya estaría en Italia. El Arsenal, además, ofreció hace nada de nuevo 40+Guendouzi por Thomas y le dijeron que no.

Y una cosa clara: hay un gran malestar en el Arsenal por aceptar rebajar el precio a dos millones y que ahora el Atlético, que siempre se ha negado a negociar con ellos por Thomas, no acepte todo y cierre el trato (Herrera, clave). Malestar, ojo, no inicio de hostilidades. Para que la gente se haga una idea de las ganas que tiene Torreira de ser rojiblanco, el jugador uruguayo ha accedido a cobrar menos, ha dicho que no a ofertas mejores de Everton, Roma y Fiorentina y logró rebajar el precio de la cesión a 2 millones. El Atlético debe mover ficha y encontrar un equipo para Herrera.

A continuación