La medida adoptada por el Real Madrid que ha podido evitar otro caso Fuenlabrada

El jefe de los servicios médicos del club decidió que los test se hicieran de forma individual en sus domicilios para evitar un contagio previo.

Sergio Valentín

Mariano Díaz, delantero del Real Madrid, ha dado positivo por covid-19. El resto de jugadores de la primera plantilla ha dado negativo en los test que se realizaron este lunes en los domicilios de cada uno de ellos, y por eso este martes han podido entrenar en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Tras seis días de vacaciones, han vuelto al trabajo con el objetivo de preparar la vuelta de octavos de final de la Champions League ante el Manchester City del próximo 7 de agosto.

El futbolista de origen dominicano, que se encuentra aislado en estos momentos, deberá permanecer en cuarentena dos semanas y luego dar tres negativos en el PCR antes de poder reincorporarse a los entrenamientos si es que los sigue habiendo. Todo dependerá de si remontan sus compañeros la eliminatoria ante el equipo de Pep Guardiola.

Los jugadores, salvo rara excepción, se han marchado fuera de Madrid para disfrutar de estos días de relax tras un mes y medio de dura competición y el confinamiento previo. Por lo tanto, existían posibilidades de que se contagiaran con el virus. Sin ir más lejos, Mariano Díaz, que ha estado en Barcelona, ha subido varias fotos y vídeos en las redes sociales donde se le ve sin mantener la distancia de seguridad y sin mascarilla.

mariano-vacaciones.jpg
Mariano, de vacaciones

El Real Madrid ha podido evitar un contagio mayor y provocar otro caso similar al que se está viviendo en la Segunda División con el Fuenlabrada en el foco de la noticia por el brote que hay en el club. ¿Cómo han logrado que no hubiese contagios entre los jugadores? La clave está en el doctor Niko Mihic, jefe de los servicios médicos del Real Madrid. Él ha sido quien ha decidido aumentar el grado de severidad en el protocolo de seguridad. En otras palabras, el protocolo del Real Madrid es más estricto que el de LaLiga.

Mihic fue quien decidió que los test de todo el primer equipo se realizaran de forma individual en sus respectivos domicilios y no acudieran a Valdebebas, como sí sucedió hace meses cuando se reiniciaron los entrenamientos tras el confinamiento. De esta manera, han impedido el contacto previo y, por lo tanto, el contagio previo entre futbolistas. Si no hubiera sido así, Mariano podría haber contagiado a otro futbolista que hubiera dado negativo en el test pese a que ya empezaría a incubar el virus en su organismo.

A continuación