Coronavirus: la Federación Española publica un protocolo de vuelta a la actividad distinto al de LaLiga

En el protocolo, que ya ha sido remitido a todos los clubes, se relata una serie de medidas destinadas a "evitar los riesgos sobre la salud".

Libertad Digital

Más leña al fuego en la guerra que mantienen LaLiga y la Federación Española de Fútbol (RFEF), avivada en estas semanas en pleno confinamiento por la pandemia mundial del coronavirus.

El pasado 1 de abril salió a la luz que la patronal de los clubes que preside Javier Tebas estaba ultimando un protocolo de actuación sobre cómo debe ser la vuelta de los clubes profesionales (Primera y Segunda División) a la actividad tras el parón.

Ahora, diez días después, la RFEF ha decidido enviar a todos los clubes, tanto profesionales como no profesionales (Segunda B, Tercera División, Preferente...) otro protocolo médico distinto al de LaLiga, en el que han participado especialistas en medicina deportiva, preparadores físicos e investigadores en Ciencias del Deporte y la Educación Física, donde se dan cuenta de las distintasmedidas destinadas "para evitar los riesgos sobre la salud en la vuelta a la competición".

El documento, que este sábado adelantaba el diario As, avisa de que si la cuarentena se prolonga más de cuatro semanas serán necesarios 21 días de entrenamiento previos a reiniciar la competición y que si el parón supera la seis semanas, sería necesaria una mini pretemporada de al menos un mes.

Estas son las recomendaciones que establece el ente federativo que preside Luis Rubiales, en coordinación con médicos, preparadores físicos e investigadores del deporte, en función del tiempo de confinamiento:

  1. En caso que éste sea inferior a las 4 semanas deberán garantizarse un mínimo de 15 días entre el primer entrenamiento y el inicio de la competición.
  2. En caso que el confinamiento se prolongue entre 4 y 6 semanas, el período mínimo aumentará a 21 días.
  3. En caso que el periodo de reclusión se prolongara más allá de las 6 semanas, el periodo mínimo de entrenamiento se sitúa en los 30 días.

Asimismo, la Federación asegura que es posible que aumenten el número de lesiones por el parón y el regreso a la actividad, advirtiendo que los jugadores van a ver disminuidas sus capacidades físicas debido al confinamiento.

Para reducir los riesgos se proponen todo tipo de soluciones, desde ampliar el número de jugadores por plantilla hasta introducir dos cambios más de forma excepcional, además de aumentar el número de pausas para hidratación, sobre todo teniendo en cuenta que la vuelta a la competición podría producirse en pleno verano.

A continuación