Las importantes decisiones legales de la FIFA en plena crisis del coronavirus

El organismo rector del fútbol mundial desvela sus nuevas directrices tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Libertad Digital

La FIFA desbloquea uno de los asuntos más espinosos que ponían en riesgo adulterar las competiciones si, por culpa de la crisis del coronavirus, se completaba esta temporada más allá del 30 de junio, fecha en la que finalizaban multitud de contratos de jugadores con sus respectivos equipos y estos clubes no hubieran podido contar con esos futbolistas o entrenadores.

¿Se imaginan a la Real Sociedad jugando en agosto sin Martin Odegaard? ¿Al Celta sin Rafinha? En el Leganés, 14 jugadores de su actual plantel terminan contrato el 30 de junio. Un serio problema que este martes la FIFA ha solucionado.

El máximo organismo del fútbol mundial ha decidido que los contratos que expiraban el 30 de junio se amplíen hasta la nueva fecha de término de la temporada. Si un contrato comienza en la fecha de inicio original de la próxima temporada, dicho comienzo deberá posponerse hasta la nueva fecha de inicio de la próxima temporada. En caso de que se produzca un solapamiento de temporadas o períodos de inscripción, y a menos que todas las partes acuerden otra cosa, se dará prioridad al club anterior para completar la temporada con su equipo original, a fin de salvaguardar la integridad de las Ligas nacionales, las competiciones de las federaciones y las competiciones continentales.

Además, la FIFA permitirá a las federaciones modificar las fechas de la temporada y/o los periodos de inscripción y da por válidos los contratos vía mail.

Las nuevas directrices de la FIFA

Así, el organismo rector del fútbol mundial ha publicado este martes sus directrices para afrontar las consecuencias jurídicas de la crisis provocada por el Covid-19, en las que ha trabajado el grupo liderado por el vicepresidente de la FIFA, Vittorio Montagliani, y que ha aprobado el Bureau del Consejo de la FIFA.

"Con la suspensión de las actividades futbolísticas en la mayoría de los países, es obvio que la temporada actual no terminará en la fecha prevista", señala la FIFA respecto a la extensión de los contratos que terminan el 30 de junio. "Por tanto, se propone que los contratos se amplíen hasta el momento en el que realmente termine la temporada. Esta medida se corresponde con la intención original de las partes al firmar el contrato y contribuirá a preservar la integridad y la estabilidad del deporte", indica. En este sentido, los contratos cuyo inicio estaba previsto para el principio de la próxima temporada pospondrán su entrada en vigor "hasta el inicio real de la misma".

"Soluciones justas y equitativas"

Por otra parte, ante el "gran impacto" en los ingresos de los clubes por el coronavirus, la FIFA ha llamado a "encontrar soluciones justas y equitativas" para hacer frente al problemas y a "proteger los puestos de trabajo y lograr un equilibrio justo y razonable entre los intereses de jugadores y clubes". "La FIFA recomienda encarecidamente a estos dos colectivos que colaboren para llegar a acuerdos y encontrar soluciones durante el periodo de suspensión de la actividad futbolística", dijo.

Así, recomienda que se tengan "en cuenta por igual todos los aspectos de cada situación", incluidas las medidas gubernamentales en apoyo de clubes y jugadores, la posibilidad de aplazar o reducir los pagos y las posibles coberturas de los seguros. Si no llegan a un acuerdo y los casos se trasladan a la FIFA, se examinarán los siguientes factores: la existencia de un intento genuino por parte del club de llegar a un acuerdo con los jugadores; la situación económica del club; la proporcionalidad de las adaptaciones a los contratos de los jugadores; los ingresos netos de los jugadores después de adaptar los contratos, y el trato igualitario a los jugadores.

Se amplían las ventanas de fichajes

Respecto a los periodos de inscripción de futbolistas, la FIFA será "flexible" y permitirá "el aplazamiento" de los mercados de fichajes para que se emplacen entre el final de la temporada actual y el inicio de la próxima. "La FIFA intentará garantizar, siempre que sea posible, que exista un nivel de coordinación general, y tendrá presente la necesidad de proteger la regularidad, la integridad y el buen funcionamiento de las competiciones a fin de que los resultados deportivos no se vean alterados de manera injusta", concluye.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, espera que las recomendaciones doten de "estabilidad" al fútbol mundial. "Aunque esta iniciativa no vaya a resolver todos los problemas, debería servir para aportar cierta estabilidad y claridad al fútbol en el futuro próximo", manifestó. "Esperamos que este proyecto común, liderado por la FIFA, constituya un ejemplo positivo de la capacidad de respuesta del fútbol, y demuestre nuestra unión, solidaridad y disposición para llegar a acuerdos que nos permitan afrontar los tiempos difíciles que están por llegar. Antes de eso, si hay una cuestión que todos deben tener clara, especialmente en estos momentos, es que la salud es lo primero, mucho antes que el fútbol", finalizó.

A continuación