¿Cuál ha sido la mayor goleada en la historia del fútbol?

Una situación surrealista dio lugar a la que ha sido la mayor goleada en el fútbol oficial: 149 a 0.

Tolo Leal

En estos tiempos en que el deporte mundial está paralizado, y en los que afloran por doquier los recuerdos a las grandes gestas o a los grandes partidos de la historia (imperdible el serial que está ofreciendo nuestro compañero Dani Blanco en este sentido, así como el de Sergio Valentín sobre recomendaciones cinéfilas deportivas), vamos a rescatar hoy en Libertad Digital la que está registrada como la mayor goleada oficial vivida jamás en la historia del fútbol.

Todo sucedió el 31 de octubre de 2002. Se enfrentaban el AS Adema y el SO l’Emyrne, en partido correspondiente al playoff por el título de la THB Champions League (Campeonato de Fútbol nacional de Madagascar). El resultado final fue de 149-0 para el Adema.

Evidentemente, para llegar a ese resultado, a la media de más de un gol y medio por minuto, hay una historia detrás.

En la ronda previa el SO l’Emyrne perdió todas sus opciones al título después de empatar a dos ante el DSA Antananarivo. El empate final llegó después de que en los últimos minutos le fuera señalado un penalti en contra –y, a su entender, totalmente injusto– que además servía en bandeja la liga al AS Adema.

En la última jornada se enfrentaban el gran perjudicado, el SO Emyrne, y el gran beneficiado, el AS Adema, en la localidad de Toamasina, en el oeste de la isla. Era un partido ya intrascendente, pues el título estaba ya decidido, y en el que además iba a arbitrar el mismo colegiado que tan criticado había sido en el encuentro anterior.

En un primer momento los futbolistas del Emyrne se plantearon la opción de no disputar el encuentro. Pero ante las posibles sanciones económicas y para futuras competiciones que podrían recibir, decidieron saltar al campo. Eso sí, lo hicieron con la intención de no parar de marcarse autogoles durante los 90 minutos.

Es decir, después de cada gol, los futbolistas que sacaban de centro corrían hacia su propia portería y, sin ninguna oposición, se marcaban un gol en contra. Así, hasta los 149 finales.

La esperpéntica situación terminó con una sanción de tres años para el entrenador del equipo, y uno para cuatro de los futbolistas del equipo.

Pero también es cierto que tras el gran revuelo generado se inició una investigación interna que terminó con la destitución de los dirigentes de la federación de fútbol de Madagascar por corrupción arbitral. Efectivamente, el SO Emyrne tenía razón en sus protestas.

La mayor goleada de La Liga

En España, la mayor goleada de la Primera División la protagonizó el Athletic Club, el 8 de febrero de 1931, ante el Fútbol Club Barcelona. En partido disputado en el antiguo estadio de San Mamés, el conjunto vasco le endosó un histórico 12-1 al catalán.

Agustín Sauto Bata fue el gran protagonista del encuentro, al anotar siete de los doce tantos logrados por su equipo. Terminaría siendo el máximo goleador de la competición, con un total de 27 goles en 17 partidos disputados; una media de 1,58 goles por partido, que a día de hoy sigue siendo la más alta registrada jamás en Primera División.

Aquella temporada 1930-1931 el Athletic Club se proclamó campeón de liga, tras empatar a 22 puntos con Real Sociedad y Racing de Santander. La diferencia de goles decantó el título para los bilbaínos, siendo sin duda clave aquel 12 a 1 ante el Barcelona.

La mayor goleada en un Mundial

También en España, concretamente en el Martínez Valero de Elche, se produjo la mayor goleada vivida jamás en un Campeonato del Mundo. Fue, obvio, en el Mundial de España 82, en el encuentro que enfrentó a las selecciones de Hungría y de El Salvador, y que terminó con el resultado de 10-1 a favor de los magiares.

Siete de los diez tantos llegarían en la segunda mitad, siendo tres de ellos obra de László Kiss, quien había entrado al campo en el minuto 55.

Ambos equipos quedaron eliminados en la primera fase, al concluir tercero y cuarto de un grupo en el que también formaban parte Argentina y Bélgica. Hungría sólo pudo sumar un punto más (empate ante Bélgica), mientras El Salvador perdió los otros dos encuentros, aunque por resultados más ajustados: 1-0 ante Bélgica, y 2-0 ante Argentina.

A continuación