El curioso caso de Arda Turan, el único jugador del Barcelona que acaba contrato en junio

El jugador turco no cuenta y cuando acabe su contrato se marchará sin pena ni gloria del equipo azulgrana. Solo él no podría jugar en julio.

Libertad Digital

Desde Dmitro Chigrinskiy no se recuerda un fichaje más desastroso que el de Arda Turan por el FC Barcelona. En 2015 llegó procedente del Atlético de Madrid por 40 millones de euros y siendo uno de los mejores jugadores europeos del momento. Con Simeone ganó entre otras cosas una Liga, precisamente en el Camp Nou, pero su llegada al estadio azulgrana ha sido un soberano desastre.

Arda volvió nuevamente en el mercado invernal al Barcelona tras finalizar su cesión a Turquía, donde jugó en el Basakksehir de Estambul. Lógicamente ni Ernesto Valverde ni ahora Quique Setién cuentan con un jugador que ha pasado de ser una estrella a ser noticia en su país por aparecer en un hospital con una pistola.

En estos cinco años en los que ha tenido contrato con el Barcelona, Arda ha pasado de jugar más de 120 partidos en el Atlético a no superar los 55 en el cuadro azulgrana. Tampoco ha ganado la Champions, sueño que declaró tener cuando dijo en su presentación que cambiaba el Calderón por el Camp Nou para ganar el mayor título europeo.

El Barcelona solo tiene un jugador que acaba contrato el 30 de junio, el propio Arda, hecho que le evitaría tener problemas contractuales si la pandemia del coronavirus obliga a jugarse partidos ya en el mes de julio. Arda será el único que tenga que marcharse en esa condición.

A continuación