Iniesta y su mujer Anna Ortiz hablan por primera vez de la pérdida de su bebé

La mujer del exjugador del Barcelona compartió su dolor en las redes sociales.

Libertad Digital

Andrés Iniesta es de los pocos jugadores en la historia del fútbol español que cae bien y recibe el cariño y la admiración de todas las aficiones, incluyendo aquellas que no tienen una buena relación futbolística con su mítico equipo, el Barcelona. Por esa razón cada cosa que le ocurre al ahora jugador del Vissel Kobe japonés se tiene en cuenta.

Por desgracia la última noticia que nos ha llegado desde el entorno del propio Iniesta tiene un cariz trágico que ha afectado a toda su familia. Hace 8 meses, según ha confirmado la mujer del jugador, Anna Ortiz, perdieron al bebé que esperaban.

Meses después de la tragedia, y por primera vez tras lo sucedido, la propia Anna ha tomado la palabra en las redes sociales para contar lo sucedido y, sobre todo, para honrar la memoria de su bebé.

Esta es la carta íntegra que Anna le dedica a su bebé:

Hoy me siento fuerte para hablar de ti y para ti.

De cuánto nos enseñaste durante esos 8 meses.

8 meses de amor incondicional, de esperanza e ilusión.. pero también de miedos e incertidumbre.
Junto a ti aprendimos que el camino nunca es fácil.. y que merece la pena todo el esfuerzo; aunque la tormenta cayera aquel 7 de marzo de 2014.

Hoy sé que tu camino aquí; con nosotros; debía ser ese.
Y me siento aliviada y feliz por ello.

A papá y mamá nos hiciste indestructibles y nos uniste más, gracias al inmenso amor que desprendes.

Nos enseñaste lo q significa VIDA; a valorarla y disfrutar de ella.

Descubrimos que el sol vuelve a brillar con la llegada de Paolo Andrea, Siena y Romeo.
Hoy y cada día te doy las gracias por cuidarnos, porque así lo siento.

Papá, mamá, Valeria, Paolo Andrea, Siena y Romeo

Para ti, nuestra estrella

Te queremos

Los mensajes de apoyo no se han hecho esperar y el mundo del fútbol y la sociedad española en general han llenado de mensajes de ánimo el Instagram de Anna Ortiz.

A continuación