Sospechoso descanso para Sánchez Martínez tras la polémica del Betis-Barcelona: ¿'neverazo' de la RFEF?

El colegiado murciano no dirigirá ningún partido de Liga el próximo fin de semana ni tampoco será el encargado del VAR.

Libertad Digital

La Federación Española de Fútbol (RFEF) ha dado a conocer las designaciones arbitrales de la vigésimo cuarta jornada de LaLiga Santander y lo más sorprendente es la ausencia del colegiado murciano José María Sánchez Martínez en los diez partidos, tanto como árbitro principal como encargado del videoarbitraje (VAR).

Un descanso que le llega a Sánchez Martínez después de su polémico arbitraje este domingo en el Benito Villamarín, en el partido que cerró la vigésimo tercera jornada entre el Real Betis y el FC Barcelona (2-3).

La actuación del árbitro de Lorca, de 36 años, dejó bastante que desear después de varias decisiones polémicas. Así, en la primera parte pudo haber expulsado a Clement Lenglet con roja directa por su mano en la acción del penalti transformado por Sergio Canales (m.6), que supuso el 1-0 provisional en el marcador, y perdonó la segunda amarilla a Sergi Roberto después de una fuerte entrada sobre Carles Aleñá.

Asimismo, el Betis reclamó falta de Lenglet en las acciones del 2-2 y del 2-3, obra de Sergio Busquets y del propio Lenglet, respectivamente. Para rematar su actuación, el árbitro murciano expulsó a Nabil Fekir de una forma muy rigurosa tras mostrarle dos tarjetas amarillas en apenas unos segundos, una por una entrada a Lenglet y la segunda, acto seguido, por sus protestas.

Gil Manzano tampoco pita el fin de semana

Al igual que Sánchez Martínez, quien tampoco pitará ningún partido de Liga la próxima jornada, ni estará al frente de la sala VOR (Video Operation Room), es el árbitro extremeño Jesús Gil Manzano, que este domingo fue el árbitro principal del duelo que Osasuna y Real Madrid disputaron en el Estadio de El Sadar (1-4).

Tampoco ha pasado ni mucho menos desapercibida la actuación del extremeño en Pamplona, al pasar por alto —tanto él como el VAR— una dura y peligrosa entrada de Sergio Ramos a Rubén García, minutos antes de que el capitán madridista marcarse el 1-2 que empezó a decantar el choque a favor de su equipo.

Ya en la segunda parte, Estupiñan cometió penalti sobre Luka Modric y Nacho Vidal debió ser expulsado tras ir con los tacos por delante ante Fede Valverde, en sendas acciones que Gil Manzano también pasó por alto.

A continuación