El Tsunami separatista puede lograr que el Barça-Madrid se juegue a puerta cerrada

La organización investigada por terrorismo se jacta de que ya cuenta con muchos socios culés y gente con entrada inscritos para reventar el clásico.

Pablo Planas (Barcelona)

El Tsunami separatista, la organización que asaltó el aeropuerto de El Prat, cortó la frontera en La Junquera y provocó graves incidentes en los días posteriores a la sentencia por el golpe de Estado, ha emitido un nuevo comunicado sobre la celebración del partido de Liga entre el Barça y el Real Madrid, previsto para el próximo 18 de diciembre y que tuvo que ser aplazado por los disturbios registrados en Cataluña el pasado octubre.

Según este grupo, mucha gente, socios del club azulgrana o individuos con entrada para ese partido, ya se ha puesto a su disposición para la acción sorpresa que preparan para ese día. En la cuenta de Twitter del Tsunami se apunta que "ya hay muchas personas inscritas para la movilización del 18D. Recordad que podéis confirmar vuestra asistencia a través de la App. Aquellos que dispongáis de una entrada para el partido nos podéis escribir un mensaje una vez hayáis confirmado la asistencia".

En un "pantallazo" de su aplicación, el Tsunami pide a sus colaboradores que se comprometan a notificar la llegada al campo así como cuando dejen la acción, a notificar las incidencias con la aplicación (si se necesita más gente, un médico o hay "piolines" entre otros factores) y a comportarse de manera pacífica.

1-O: El precedente del Barça-Las Palmas

La directiva del F. C. Barcelona todavía no se ha pronunciado sobre las medidas a adoptar para conseguir que el encuentro se desarrolle sin los incidentes "prometidos" por el Tsunami. Existe el precedente del partido jugado en el Camp Nou el 1 de octubre de 2017 entre el Barça y la Unión Deportiva Las Palmas, choque que se disputó a puerta cerrada por expreso deseo de la directiva y de un grupo de jugadores azulgranas en protesta por la actuación policial durante el referéndum.

Los Mossos d'Esquadra alegaron que la Brigada Móvil (antidisturbios) no pudo participar en el despliegue para impedir el referéndum porque tenía que dar servicio en el Camp Nou por el citado partido aunque se jugara sin público en las gradas. La posibilidad de jugar a puerta cerrada es una de las opciones que se barajan dada la intensidad de la amenaza de la organización separatista de la que es portavoz el exentrenador del Barça Josep Guardiola.

Uno de los factores a favor de que se dispute el partido sin público es que no sería precisamente la primera vez que el denominado "proceso" altera la competición (el partido a puerta cerrada con Las Palmas) o el calendario (la suspensión del clásico).

A continuación