Robert Moreno habla sobre Luis Enrique: "No sé qué ha pasado, preguntadle a él"

"No sé qué ha pasado, no tengo nada que decir. No es bueno para mí ni para nadie", dice el exseleccionador, que ya piensa en nuevos proyectos.

Libertad Digital

Por primera vez desde que dejara o fuera cesado como seleccionador de fútbol de España, Robert Moreno ha sido preguntado por Luis Enrique. Amigos desde hace más de una década, siempre juntos en los banquillos, van a separar sus caminos después de la vuelta del asturiano a la selección. Según ha trascendido es Luis Enrique quien no quiere a su lado a Robert Moreno. "No lo sé. No sé qué ha pasado. Preguntadle a él. Lo mejor para ambas partes es que quede entre nosotros. Si la otra parte quiere hablar, que hable, pero yo no tengo nada que decir. No es bueno para nadie ni para mí y permitid que hable para mí", se ha limitado a decir Robert.

El exseleccionador no quiso contestar ayer a Luis Rubiales quien dio una versión de lo acontecido en la que Robert Moreno no sale bien parado. Se limitó a emitir un comunicado, elegante, pero sin entrar en el fondo de la cuestión. "El comunicado es lo que expresa mis sentimientos. Darle más vueltas no tiene sentido. Salimos todos perdiendo y me sabe mal no poderos explicar más. Al final no ganamos nada. Se alimenta el morbo. No, no siento decepción. Siento lo que expreso en el comunicado. Ni quiero ni puedo decir nada más".

Preguntado por si la Federación Española de Fútbol le pidió no hablar tras cerrar el finiquito, según algunos medios, de medio millón de euros, Robert Moreno contestó que "lo que quiero decir es lo que expresa el comunicado".

Sí se vio a un Robert Moreno más feliz cuando hablaba del futuro. "Hay que mirar para adelante. Superar los momentos malos o poco buenos porque no ha sido malo. Voy a relajarme unos días. Ahora toca afrontar una nueva etapa con ilusión, ganas y que surjan nuevos proyectos. A tener llamadas de equipos y es increíble como la gente valora tu trabajo".

Desde que se supo que Luis Enrique y Robert Moreno iban a separar sus caminos, han surgido muchas informaciones que explican el distanciamiento. Libertad Digital desveló en primicia el origen de sus discrepancias. Todo comenzó en un partido de España y una alineación. Luis Enrique le pidió, cuando todavía no sabía si iba a continuar en la selección, que pusiera a De Gea y Carvajal de titulares y Robert Moreno puso a Kepa y Jesús Navas. A partir de este punto, ya pasarían otras situaciones. Algunas muy personales. Luis Enrique le habría echado en cara no preocuparse por su situación y la de su familia.

A continuación