Inés Arrimadas deja retratado a Guardiola: "Ni una palabra sobre Qatar, donde se forraba"

Guardiola leyó un comunicado de la organización separatista, Tsunami Democrátic, en el que exige que se cumplan derechos humanos.

A.S.E

Pep Guardiola fue la cara visible de Tsunami Democrátic, una organización separatista que alentó numerosas movilizaciones, entre ellas el bloqueo del aeropuerto de El Prat y sus accesos, tras la sentencia del juicio por el 1-O. El exentrenador del Barcelona leía un comunicado para mostrar su desacuerdo con las penas impuestas a los procesados y para pedir la movilización internacional.

Inés Arrimadas, diputada de Ciudadanos en las Cortes Generales, dejaba retratado a Guardiola horas más tarde:

Admiraba a Guardiola jugador y entrenador, pero debo condenar sus mentiras como 'político'. Muy valiente para calumniar a España pero ni una palabra sobre Qatar, donde se forraba. En nuestra democracia cabe cualquier ideología, no saltarse la ley. No es disidencia, es sedición

Arrimadas da en el clavo. Y es que es curioso como Guardiola habla de respetar los derechos humanos en un comunicado emitido por una organización separatista, mientras pone por las nubes a Qatar, un país donde la democracia brilla por su ausencia, donde se da un tratamiento denigrante a los homosexuales —la sodomía sigue estando penalizada legalmente, con penas de entre uno y tres años de prisión—. Un país, Pep, donde la mujer es la gran perjudicada en la sociedad qatarí por culpa de la Sharia o código de derecho islámica. La poligamia está aceptada incluso legalmente y que ante un tribunal es necesario el testimonio de dos mujeres para igualar el de un hombre. Un país, Guardiola, donde los los siete diarios que se publican pertenecen a miembros de la familia real.

A continuación