Maradona vuelve a los banquillos: dirigirá a Gimnasia y Esgrima

El exfutbolista será el entrenador del Gimnasia y Esgrima, un club que está al borde del descenso.

Libertad Digital

Diego Armando Maradona no es de perder el tiempo. Hace poco más de un mes estaba saliendo de un hospital donde le habían puesto una prótesis en la rodilla derecha. Y ahora es, de manera oficial, el técnico de Gimnasia y Esgrima, un club de la liga argentina. Vuelve al campeonato local tras 24 años. Y es que, aunque Maradona ha tenido varias experiencias en banquillos, en Argentina solo estuvo en 1994-95 con el Deportivo Mandiyú y Racing Club mientras cumplía la sanción que le impusieron por doping en el Mundial de Estados Unidos.

Hasta ahora, el Pelusa tiene currículum pero sin éxito allá por donde ha estado. Dirigió a la selección nacional en el Mundial de 2010 donde Argentina cayó en cuartos de final tras perder 4-0 ante Alemania. Tuvo dos etapas en los Emiratos Árabes Unidos y otro más reciente con Dorados de Sinaloa, de la segunda división de México.

Ahora llega a Gimnasia y Esgrima, un club que atraviesa un momento delicado. Es último en la clasificación con un punto de 15 posibles. Está lejos de la salvación, que es lo más importante, y en lo económico este club, con más de 110 años de historia, pasa también una mala época porque hace dos años tuvo que presentarse a un concurso de acreedores. Todavía sigue arrastrando deuda. Es decir, la misión que tiene Maradona es de las que se encarga a un superhéroe deportivo.

Una vez se supo la noticia, se formaron colas para hacerse socio, renovar su compromiso o abonar los pagos pendientes. "Hicimos 200 nuevos socios en un día. No tenemos plástico suficiente para los carnets". "Su contrato va a pagarse solo", afirman desde el club. No sabe nadie si Maradona logrará la salvación, tampoco tendrían garantía con otro técnico, pero Gimnasia y Esgrima se asegura diversión y un filón comercial.

A continuación