Iker Casillas no arroja la toalla y sueña con volver a vestirse de corto

El portero mostoleño se realizará unas pruebas médicas en diciembre para saber si puede volver a jugar.

E.S.A

Iker Casillas no tira la toalla. A pesar de que numerosas opiniones médicas desaconsejan de forma contundente su regreso a los terrenos de juego tras el infarto que sufrió durante un entrenamiento, la intención del portero español es la de volver a vestirse de corto. Luchará con todo por conseguirlo y su intención es hacerlo esta misma temporada.

Según el diario 'A Bola', Casillas pasará unas pruebas médicas en diciembre. Los resultados serán clave para volver a la portería.

Casillas siempre ha desmentido las noticias que salían sobre su retirada: "retirarme habrá un día que me tenga que retirar, pero déjenme anunciar esa noticia cuando llegue el momento". En julio, el portero anunció que se retiraba temporalmente del terreno de juego pero sin desvincularse del todo del equipo. Casillas pasaba a ocupar un puesto de enlace entre el cuerpo técnico y la plantilla del Oporto. Sin embargo, parece ser que Iker no tira la toalla y su ilusión pasa por volver a estar activo y colocarse de nuevo bajo la portería.

A continuación