Jordi Mestre dimite como vicepresidente deportivo del FC Barcelona

El directivo había estado ligado al FC Barcelona casi 10 años. Renuncia a su puesto por discrepancias con el rumbo deportivo del club.

Libertad Digital

Jordi Mestre, vicepresidente deportivo del FC Barcelona, habría presentado su dimisión del cargo según adelanta el diario Mundo Deportivo. De hecho, el motivo principal por el que habría dado el paso de abandonar la nave azulgrana se debe a discrepancias con la actual cúpula directiva del club, más concretamente con las últimas decisiones que ha tomado Josep Maria Bartomeu.

Al parecer, siempre según la información del ya mencionado diario, Mestre estaría en total desacuerdo con las decisiones deportivas y el rumbo que está tomando el Barça y no querría seguir formando parte del mismo, de ahí, que en la misma tarde del miércoles, haya presentado su dimisión en el Camp Nou. Tras su nombramiento como Gremio de Hoteleros de Barcelona, las primeras especulaciones apuntaban a que, quizás, era ese el motivo por el que abandonaba su puesto como directivo. Finalmente, todas esas cábalas han sido descartadas.

Se trata de una salida clave, puesto que, no sólo era una pieza clave en el organigrama del club, sino que era uno de los hombres de confianza de Bartomeu. Una ruptura de caminos que permite observar que el rumbo deportivo que está tomando el club no es del agrado de todos y que, con urgencia, exige una solución para evitar un terremoto aún mayor en la parte noble del Barça.

Pone punto y final a casi una década de la mano del conjunto catalán cuando, en 2010, se hizo cargo de toda la gestión deportiva tanto del Barcelona B como del equipo femenino. Tiempo más tarde, en 2014, tras la renuncia de Sandro Rosell, Bartomeu era quien ocupaba la plaza de vicepresidente deportivo antes de ascender a Presidente del Barça y Mestre, entonces, ocuparía ese puesto.

Se va el hombre que aseguró que Neymar se quedaba

"Neymar se queda en el Barça al 200%", fue la frase más sonada y que más cola trajo durante meses. Jordi Mestre fue el autor de la misma y, pese a sus buenas intenciones, el brasileño se terminó marchando para defender los colores del Paris Saint-Germain.

A continuación